Aunque el conocimiento sobre los datos personales y su finalidad ha aumentado, especialmente en materia de redes sociales, el 34% de los españoles aún no considera que su perfil en estos canales sea un dato personal. Esta es una de las conclusiones del estudio ‘Vida Digital’, elaborado por CPP GROUP SPAIN.

El documento nacional de identidad, el pasaporte o el carnet de conducir es el dato que todas las generaciones identifican como personal, con un 94% de afirmaciones, seguido de los datos bancarios (90%), contraseñas (88%) y números de teléfono (87%). Sin embargo, un 25% de los españoles no considera su dirección de correo electrónico como dato personal, siendo una información que los expertos apuntan como relevante y que puede permitir suplantar la identidad de una persona, un acto de ‘ciberdelincuencia’ cada vez más extendido y conocido también como mail spoofing.

Perfiles en redes sociales y fotografías personales

En un informe similar, realizado en 2014, solo el 52% de los encuestados consideraba los perfiles en redes sociales como un dato personal. Y aunque la situación ha mejorado, las personas de entre 25 y 49 años representan las generaciones menos concienciadas, mientras que el 81% de los jóvenes de entre 18 y 24 años y el 71% de los adultos de entre 50 y 59 años consideran que estos canales contienen información personal y privada y, por lo tanto, deben considerarse como dato personal.

Las fotografías son otro de los elementos que los españoles consideran menos relevante a la hora de identificar sus datos personales. El 29% de los encuestados no considera que estas puedan tratarse como dato personal, una cifra que presenta porcentajes mayores a medida que la población envejece, siendo de nuevo los más jóvenes, de entre 18 y 24 años, los más concienciados con el uso de las mismas.