plataformas mediadoresCompañías, asociaciones, mediadores, organizaciones de la mediación y empresas tecnológicas se dieron cita ayer en la sede de UNESPA en la II Reunión Annual CIMA con el objetivo de hacer una puesta en común de las principales actividades desarrolladas el año de funcionamiento de la plataforma digital.

Según explicó Asunción Blasco, de Tirea, el 58% de los corredores ya utiliza EIAC, el lenguaje común implantado en la plataforma CIMA para mejorar la calidad de la información intercambiada entre las entidades aseguradoras y los corredores. En cuanto al volumen de primas, el 73% utiliza también este lenguaje.

Hay 13 empresas tecnológicas que trabajan con el 72% de los corredores operativos en EIAC y 31 compañías adheridas que representan más del 85% del volumen de primas intermediadas por corredores. Además, existen más de 300.000 ficheros a disposición de los corredores en CIMA.

Como se pudo ver a lo largo de la mañana, son datos muy positivos que han subido de forma muy significativa desde que CIMA se iniciara en 2009, pero que todavía no cubren a todo el sector. Por esta razón, Rosa de Oña, presidenta de la Comisión CIMA, argumentó que esta plataforma «no son solo los corredores, las compañías y las tecnológicas; somos todos, por eso necesitamos que os unáis».

La secretaria general de UNESPA, Mirenchu del Valle, resaltó la relevancia del proyecto para el sector por ser estratégico y «porque cuando hablamos de que la finalidad es mejorar la atención al cliente tiene razón de ser que utilicemos el mismo lenguaje y la misma plataforma».

Novedades

La jornada contó con la celebración de una mesa redonda en la que participaron Gerard Clarés, de Allianz; Isaías Pablo, de Grupo Catalana Occidente; Guillermo Calderón, de Generali; y Tomás Font, de Fiact; moderada por Santiago Macho, presidente de Aunna y vicepresidente de la Comisión CIMA, y Juan Antonio Marín, presidente de FECOR y vicepresidente de la Comisión CIMA. En ella se trataron asuntos como el proyecto de firma digital de las pólizas intermediadas por los corredores o la seguridad y calidad de los datos intercambiados, entre otros.

Para los ponentes, la bidireccionalidad es «cerrar el círculo», es «dar voz al corredor», de manera que la califican como muy positiva y necesaria. Al hablar de desconexión, apelan a la eficiencia con la optimización de ficheros, «los archivos antiguos tienen que morir en algún momento y nos quedaremos con los formatos más modernos de EIAC».

En cuanto a la calidad del dato, las compañías consideran que deben aportar toda la información que les sirve a los mediadores y CIMA «es el mejor vehículo de transmisión», además de suponer un valor añadido en la mejora continua de la calidad de la información.

La experiencia de las corredurías

El broche final lo pusieron los representantes de las corredurías: Alicia Retuerto, de Retuerto y Asociados; Mónica Ribé, de Ribesalat; Jorge Benitez, de AEMES; Alberto Cordero, de ADARSA; Martín Navaz, presidente de ADECOSE; y Javier Barberá, presidente de CGCME.

Los corredores lanzaron mensajes muy positivos sobre el ecosistema EIAC-CIMA calificándolo de una «experiencia grata y sencilla que con una inversión muy pequeña obtienes beneficios exponenciales y retornos inmediatos». Todos coincidieron en que se gana en eficiencia y en calidad, lo que repercute en la atención al cliente, al tiempo que se añadió la sostenibilidad por el ahorro que supone de papel.