FintechCasi dos tercios de los consumidores de todo el mundo (62%) utilizan alguna aplicación o plataforma financiera -monederos virtuales, aplicaciones para gestión de finanzas personales o aplicaciones de trading, entre otras-, pero solo el 17 % cree que la información que recibe sobre los riesgos potenciales de su uso es adecuada.

Así lo revela un estudio de ESET, empresa de ciberseguridad de la Unión Europea, tras consultar a 10.000 consumidores de todo el mundo para conocer sus hábitos y actitudes hacia las aplicaciones financieras y los riesgos que perciben cuando las utilizan.

Según los datos del informe, el 57% de la población utiliza sus aplicaciones de banca móvil y online más que antes y el 21% se interesa en mayor grado sobre la gestión de sus finanzas. De hecho, uno de cada cinco ciudadanos con edades comprendidas entre los 18 y los 44 años ha empezado a utilizar la banca online debido al confinamiento y uno de cada diez consumidores ha utilizado una plataforma de finanzas por primera vez en 2020.

Apuesta por las fintechs

Del informe también se desprende que el nivel de confianza en estas aplicaciones y plataformas es bastante alto a pesar de que la información sobre riesgos potenciales se considera escasa: un 58% de los encuestados cree que su dinero está seguro cuando utiliza monederos digitales. Por su parte, el 50% de los que usan aplicaciones de gestión de finanzas personales también se considera protegido y el 48% de los que realizan trading también confían en las aplicaciones.

Destaca también el hecho de que casi 8 de cada 10 individuos (el 77%) creen que las aplicaciones fintechs son más fáciles de usar y ofrecen una experiencia de usuario mejor que las aplicaciones tradicionales de banca online. A pesar de esto, Google sigue siendo el lugar preferido para buscar información sobre servicios financieros.

Respecto a las criptomonedas, no son tan conocidas por el público general, pero un 30% de los encuestados, que se consideran a sí mismos usuarios avanzados en tecnología, está invirtiendo recursos en ello.

“Aunque los usuarios están apostando por las fintechs, las organizaciones deberían trabajar en prevenir un exceso de confianza que puede conllevar ciberriesgos, y asegurar que sus usuarios están correctamente formados e informados sobre sus decisiones financieras”, afirma Ignacio Sbampato, director de negocio en ESET.