dataEl almacenamiento de datos se ha convertido en una prioridad y desafío clave para los responsables de tecnología de la información (TI). En especial, los departamentos de TI de las pymes enfrentan retos que limitan su crecimiento. Según un informe de Kingston Digital Technology Europe Co LLP, el 95% de los responsables de TI señala que la gestión de datos no estructurados es un problema para sus empresas.

Actualmente existe una amplia gama de soluciones de almacenamiento, desde tarjetas microSD hasta grandes unidades para servidores, entre otras opciones, sin embargo, la creciente complejidad de las ofertas puede abrumar a los responsables de TI. Para ayudar a tomar decisiones informadas, se recomienda recurrir a asesoramiento personalizado que ofrecen algunas empresas sobre las diferentes opciones y ventajas de los entornos de almacenamiento.

No olvidar la sostenibilidad

Independientemente del tamaño de la empresa, cada caso requiere soluciones específicas de almacenamiento de datos para satisfacer las distintas cargas de trabajo y procesamiento. Aquellas empresas que buscan expandir su patrimonio de almacenamiento en el futuro se les recomienda considerar opciones sostenibles que ofrezcan más por menos. Además de la velocidad y capacidad de almacenamiento, cada vez más empresas también evalúan el impacto ambiental de sus soluciones de almacenamiento.

El sector del centro de datos se encuentra en un proceso de adopción de prácticas más ecológicas y eficientes en términos de energía. Se busca cumplir con las crecientes demandas de los clientes y con regulaciones más estrictas. Hay que contar con unidades que ofrezcan rendimientos sin precedentes, altas tasas de transferencia de datos, alta capacidad y rendimiento, elevado procesamiento de grandes conjuntos de datos y flujos de trabajo, amplios espacios de almacenamiento seguro, etc.

El almacenamiento de datos es fundamental para la infraestructura informática de las empresas, ya que la cantidad de datos continúa en aumento. Para cumplir con las expectativas actuales y futuras, es necesario contar con un almacenamiento más rápido, confiable y eficiente en términos de energía. Por ello, es de destacar la importancia de considerar opciones de almacenamiento sostenibles y adecuadas para cada caso para enfrentar los desafíos de almacenamiento de datos en un entorno en constante evolución.