Miguel Benito

En una acción que supone un salto cualitativo y cuantitativo, MAPFRE ha firmado el primer acuerdo estratégico de una empresa de seguros en España con Amazon. No es una alianza más al uso, sino un enlace con una ‘all star’ del comercio electrónico destinada a ser forjadora de El Dorado del siglo XXI.

A lo largo de este año han sido muchos los avisos sobre el inmenso poder que las FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix, Google) vienen acumulando, tanto en el aspecto financiero (brillan como estrellas en Wall Street) como en el control de la información. Gracias al ecosistema creado, lo almacenan y lo saben casi todo. Su poder es tan inmenso y dominante que pueden neutralizar fácilmente cualquier pequeño nuevo competidor. Algunos críticos, como Scott Galloway, profesor de la Universidad de Nueva York y autor de The Four, enseña a sus alumnos que Jeff Bezos, el fundador de Amazon en 1994, se dio cuenta de que “cada página puede ser una tienda y cada cliente un vendedor” y así consiguió que el 64% de los norteamericanos compraran en Amazon, que empezó vendiendo libros, discos, vídeos, ordenadores y software a precios competitivos.

Amazon lleva tiempo interesada en los seguros, que vendrían a complementar su portfolio de productos. En enero llegó a un acuerdo en Estados Unidos sobre seguros de Salud para constituir una compañía tecnológica con el grupo BERKSHIRE HATHAWAY de Warren Buffet y JP Morgan. Ahora la música suena en España. MAPFRE firma el primer acuerdo, no sabemos si exclusivo, aunque parece difícil que sea así para una plataforma que comercia casi todo. Se enmarca dentro del programa de apoyo y cuidados ‘Amazon Familia’ y dará lugar a la primera oficina virtual de una aseguradora en el marketplace de Amazon. En principio se desarrollará en España, pero existe la perspectiva de una posible ampliación al resto de mercados internacionales donde MAPFRE está presente.

En la Oficina Virtual, los usuarios de Amazon.es podrán conocer los seguros ofertados y contratarlos con MAPFRE, si es su deseo. Ambas compañías estudiarán la incorporación de otros servicios de carácter exclusivo, así como seguros para ciertos bienes comercializados, como bicicletas, drones o mascotas.

Para recorrer el camino entre lo virtual y lo real, se estudia instalar puntos de recogida de pedidos en una selección de 3.000 oficinas de MAPFRE. Este acuerdo estratégico, según José Manuel Inchausti, CEO Territorial de MAPFRE IBERIA, es “de largo recorrido y extensión”. Dice que “nos va a permitir construir una experiencia muy personalizada con sus usuarios y con nuestros futuros clientes, que verdaderamente aporte valor a sus vidas”. El acuerdo también está abierto a sistemas de pago y programas de fidelización. En definitiva, una experiencia que las partes esperan sea para bien, aunque para contratar vía web haya que armarse de paciencia.

Por la manera en que se ha planteado el acuerdo, además de suponer una nueva vía de negocio, puede aportar muchos contactos a las oficinas de la aseguradora. Recordemos que Amazon ha comenzado a tener presencia física con su primer establecimiento, Amazon&Go, abierto al público el 22 de enero de este año en Seattle, su ciudad sede.