Asunción Blasco Laffón, directora de Gestión de Servicios de TIREA

Desde TIREA hemos entendido la vital importancia que supone disponer de herramientas de soporte para minimizar dicho impacto dirigidas fundamentalmente a:

  • Estimar las desviaciones económicas y adelantarse parar mitigar sus efectos.
  • Fomentar la vía amistosa en la gestión entre Entidades Aseguradoras.
  • Facilitar los cambios necesarios en los sistemas de información para adaptar sus procesos y pautas de actuación.

En este sentido, hemos dedicado especial atención a colaborar en la puesta en marcha de la Ley de Reforma del Sistema de Valoración. Se ha participado en el Comité de Expertos dando el soporte tecnológico necesario; se han desarrollado aplicacionesde análisis del impacto tanto Sectorial como particular para Entidades; se ha proporcionado a las Entidades el “motor de cálculo” que permite la valoración de las indemnizaciones de los lesionados y fallecidos, liberándolas de los desarrollos informáticos y su mantenimiento futuro; y por último, se han confeccionado materiales didácticos de formación on-line y se ha desplegado una aplicación de escritorio y móvil destinada a otros colectivos profesionales intervinientes en los procesos de valoración e indemnización a lesionados. En estos  momentos, en colaboración con UNESPA y las Entidades Aseguradoras, se está configurando una base de datos de caracterización de los siniestros según los criterios de valoración del nuevo Baremo, y de las actuaciones judiciales y extrajudiciales que se derivan de la aplicación del mismo, información que será de gran utilidad para su seguimiento y evaluación.

Con la intención de seguir aportando valor añadido, se ha abordado un proyecto para integrar y compartir información  entre todos los servicios disponibles asociados a la gestión del lesionado, o portal del daño corporal, que proporcione una “Visión Integral del Lesionado”:

  • El nuevo servicio de Baremo.
  • El Portal de Profesionales y Centros Médicos de valoración y seguimiento de lesionados.
  • El Portal de Centros Sanitarios, como pieza básica en la gestión por parte de la Entidades de las prestaciones sanitarias a lesionados.
  • El Servicio de la Gestión entre Entidades para la tramitación del Daño Personal (SDP).

Otros servicios de TIREA también están evolucionando para dar soporte a las iniciativas del Sector en materia de daños corporales, como la plataforma CAS que acogerá  los nuevos Convenios Sectoriales con la Sanidad, facilitando la facturación y liquidación de las correspondientes prestaciones sanitarias:

  • Nuevo Convenio de Gasto Sanitario Futuro (GSF)
  • Nuevo Convenio para el tratamiento y rehabilitación del daño cerebral.

Merece una mención especial la evolución del actual Sistema de Tramitación de Daños Personales SDP. En los últimos meses, se ha trabajado en la puesta en marcha del nuevo Acuerdo Sectorial, prevista para el segundo semestre de 2016, (preámbulo del futuro Convenio de Indemnización Directa para Daños Personales) donde han participado Entidades Aseguradoras que representan más de un 75% de volumen de primas en autos, estableciéndose los protocolos y procedimientos de actuación.

Soportado por la plataforma de Gestión de los Daños Personales de TIREA, permite a las Entidades uniformizar los criterios de liquidación y disponer de un canal fehaciente para cumplir con el requerimiento legal del envío en tiempo y forma de la oferta y/o respuesta motivada, disponiendo de un Instrumento eficaz para la gestión extrajudicial, ante un escenario de despenalización de faltas leves por imprudencia en accidentes de circulación que aboca a las entidades a potenciar acuerdos en vía amistosa.

En definitiva, nuestro objetivo en TIREA es seguir trabajando para incorporar los servicios, utilidades y herramientas que proporcionen valor a las Entidades Aseguradoras en el ámbito del daño corporal, cubriendo e integrando todos los aspectos del proceso: la prestación sanitaria, la valoración médica, el seguimiento de los lesionados, la valoración económica, la determinación de la responsabilidad, la indemnización a los perjudicados, la colaboración en materia de control de la verificación técnica de siniestros (VTS), y la disponibilidad de sistemas de Businness Intelligence y herramientas de big data o analítica de datos, como el servicio SICORP, que permitan explotar la información de manera más eficiente y productiva.