AsistenteVirtualDurante 2019, el Asistente Psicológico Virtual de Sanitas ha dado apoyo a 12.896 personas que han podido contactar y tener acceso a un diagnóstico y a pautas terapéuticas ofrecidas por psicólogos o psiquiatras de los hospitales universitarios Sanitas La Moraleja y La Zarzuela, y el Hospital Sanitas CIMA.

“Con esto no se pretende sustituir la consulta médica con el profesional, pero sí proporcionar recursos a las personas para que puedan manejar situaciones de salud con más información y acceder a las consultas con especialistas con mayor facilidad”, ha asegurado Daniel Tizón, responsable de IA y Big Data en Sanitas Hospitales.

Los asistentes virtuales son una herramienta óptima para las personas con trastornos de salud mental. Dotados de un sistema de inteligencia artificial, estos asistentes emplean las mismas preguntas que en las consultas de Psicología o Psiquiatría con el fin de poder aportar respuesta y ayuda a cada situación planteada, por lo que son un excelente primer recurso de acceso para cualquier persona con problemas de salud mental.

Ventajas de implementar los chatbots

Además, entre las ventajas de la implementación de estos chatbots está la posibilidad de preservar el anonimato, un detalle clave para las personas que padecen este tipo de patologías, ya que, sin necesidad de acudir de manera presencial, pueden recibir la respuesta a sus necesidades por parte de un equipo de expertos altamente cualificado en un corto espacio de tiempo.

“El análisis de los casi 13.000 casos nos ha permitido encontrar una elevada proporción de problemas de salud mental en mujeres jóvenes. El asistente ha resultado ser una herramienta fiable para identificar potenciales motivos de malestar psicológico y ofrecer una recomendación terapéutica basada en la presencia, intensidad y gravedad de los síntomas”, ha explicado Soraya Bajat, jefa del Servicio de Psicología del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela.

Los síntomas más frecuentes han sido el estado de ánimo depresivo, el estado de ánimo irritable y la ansiedad y el estrés. Cerca del 70% de las personas que han utilizado el asistente son mujeres y en cuanto a la distribución por edades, el 43% está entre 18 y 29 años y el 57% supera los 30 años. “Los resultados son muy similares lo que encontramos en nuestras consultas, pero añade el valor de dar una mayor accesibilidad al especialista a aquellas personas con problemas de salud mental”, ha añadido Bajat.

El asistente, además de derivar al psiquiatra o psicólogo, también da la opción de derivar a especialistas en Neurología, Urología, Ginecología o Medicina de Familia.