criptomoneda bitcoinLa quiebra en la bolsa de criptomonedas FTX, el tercer exchange más importante del mundo por volumen y que se declaró el pasado mes de noviembre en bancarrota, es el último ejemplo de un colapso empresarial derivado de fallos de gobernanza, y conlleva algunas duras lecciones para las aseguradoras, según A.M. Best. En concreto, pone de relieve la importancia de un gobierno corporativo eficaz.

El comentario de la agencia, en el informe ‘Corporate Governance Lessons for Insurers in the Wake of the Failure of FTX’ (‘Lecciones de gobierno corporativo para las aseguradoras tras el fracaso de FTX’), señala que, aunque FTX no es una compañía de seguros, la serie de acontecimientos que condujeron a su colapso deberían, no obstante, constituir una advertencia aleccionadora para el sector asegurador. A.M. Best suele tener una opinión favorable de los marcos de gestión de riesgos empresariales (ERM) de las compañías de seguros, que incorporan las lecciones aprendidas de los acontecimientos recientes y los problemas emergentes. Asimismo, AM Best espera que las aseguradoras con sólidas prácticas de gobernanza sean más capaces de gestionar los riesgos.

Según la agencia, FTX sorprendentemente no tenía un consejo de administración. “Un consejo de administración experimentado, informado e independiente es vital para unas prácticas de gobierno eficaces, que garanticen que las compañías de seguros se dirigen y cuestionan de forma adecuada”, dijo Michael Dunckley, director de análisis de A.M. Best. “Como parte de su proceso de calificación, A.M. Best trata de evaluar la esencia de la gobernanza de una aseguradora, así como sus políticas declaradas. El consejo debe ser capaz de exigir responsabilidades a la alta dirección y garantizar la protección de los intereses de las partes interesadas”, añade.

Los ingresos de FTX crecieron masivamente más de un 1.000% durante 2021. Para las aseguradoras, aunque un crecimiento elevado de las primas no siempre es una señal de peligro, un crecimiento rápido puede ser un indicio de que una aseguradora ha infravalorado el negocio para ganar cuota de mercado o se ha expandido a una línea de productos desconocida, dos situaciones que pueden provocar pérdidas de suscripción. “Un crecimiento tan elevado puede ser el resultado de decisiones estratégicas erróneas asociadas a un gobierno corporativo deficiente”, se indica.

En última instancia, según la agencia, FTX sufrió una concentración de poder en manos de una sola persona, combinada con la falta de experiencia de su equipo directivo. “La falta de transparencia con las partes externas en términos de información financiera o la realización de declaraciones públicas engañosas es un poderoso indicador de un gobierno corporativo deficiente y puede preceder a un declive sustancial de la solidez financiera de una empresa”, advierte el informe.

A.M. Best incorpora una evaluación del entorno normativo en el análisis de la calificación crediticia, en particular a través de la evaluación del riesgo país, y considera que los regímenes normativos bien desarrollados y eficaces hacen hincapié en un gobierno corporativo eficaz.