Pablo Moro, director de Innovación de Muttua Madrileña

De todas las definiciones de Innovación a Pablo Moro le gustan dos: la de Google, que indica que es “the next big thing” y la que él mismo comparte con la Mutua: “Innovación es igual a ideación por comercialización, es decir, algo muy pegado a negocio; es crear
Innovación por y para el negocio”. Y si esta sirve para hacer la empresa más sexy y atraer a clientes e impulsar el talento de empleados, concibiéndola como una forma de negocio, la definición queda más completa. Así lo traslada a Inese Füture en una entrevista realizada en la sede de MUTUA MADRILEÑA su director de innovación, que nos cuenta los detalles de la entidad en materia innovadora para los próximos dos años.

“La innovación va muy unida a insurtech. Ambos conceptos componen un pilar básico. Verlas como algo que erosiona tus márgenes es negativo”

En MUTUA, la Innovación es un proceso 360º. Comienza buscando los gaps internos en la compañía en cuanto a innovación, procesos o sistemas que se pueden cubrir y a los productos innovadores que se están creando y continúa con la búsqueda de las tendencias de fuera que estén disrumpiendo, tanto en seguros como en gestión
patrimonial, tanto en nuestro mercado como en otros en los que la Innovación es más dinámica (Israel, Francia, China o Estados Unidos). Así, tratan de unir esos gaps
con esas tendencias y construir algo innovador, viendo si se puede hacer internamente o externamente con startups. Todo esto, virando en torno a cuatro ejes: negocio (con la creación de productos, canales, servicios y procesos); tendencias innovadoras (que permitan descubrir esos productos o canales o que alerten de amenazas); transformación de la cultura de la empresa; y posicionamiento como empresa innovadora.

A partir de ahí, se seleccionan las iniciativas más viables y que mayor impacto tengan en el negocio, haciendo uso de técnicas de design thinking y de intrastartups (intraemprendimiento), es decir, creando equipos transversales interdepartamentales para llevar a cabo la implantación de esa startup en el menor tiempo. Los proyectos se pueden implementar de cuatro maneras diferentes: con innovación interna, si el proyecto tiene mucho que ver con el core business, a través del programa de intraemprendimiento o el de intrastartups, o con innovación externa, si es menos core y requiere más de ayuda de externos, mediante su venture client (programa externo para hacer pilotos con startups en un periodo de tres meses) o el venture builder, que tiene MUTUA MADRILEÑA para los proyectos más disruptivos y más B2C y en el que entraron el verano pasado con Antai, y que también es un programa externo que forma parte de la innovación abierta. Una vez hecha la implementación, “se pasa por una fase de ideación, que termina en el MVP (producto mínimo viable), luego va el piloto y luego pasa a producción”, explica Moro.

Los proyectos con venture client pueden entrar a formar parte del portfolio de la compañía, estando estos pilotos condicionados a compra si hay éxito. En innovación abierta está el desarrollo de startups con Antai, que básicamente consiste en crear startups from scratch -desde cero- conjuntamente con ellos, seleccionando los equipos, desarrollándolas y tratando de incorporarlas a su portfolio. E internamente tiene el programa de intraemprendimiento, además del programa de intra tartups para formar en tiempos reducidos equipos transversales que tratan de llevar una idea en papel
al mercado.

Pablo Moro, director de Innovación de Mutua Madrileña y Paloma González, redactora de INESEIMPLICACIÓN DE EMPLEADOS

Para estimular la participación de los empleados, MUTUA dispone de un buzón interno en el que pueden proponer ideas “más o menos ambiciosas” y desde Innovación analizan su viabilidad e impacto, tratando de formar equipos interdisciplinares y transversales para ejecutar esos proyectos.

También disponen de su programa de intraemprendimiento. En el primer cuatrimestre del año se definen en torno a 10 proyectos, se publican y se invita a los empleados a que participen en el desarrollo de esos proyectos; se selecciona a los más capaces de
cumplir y desarrollar esos retos y se asignan en función de cómo sean esos empleados vs cómo sean esos proyectos.

PERFILES DE INNOVACIÓN

En Innovación hay dos tipos de perfiles: un equipo centrado en la ideación y definición de proyectos que luego se proponen al comité, de análisis de nuevas Ventures; y otro equipo de gente más de innovación de producto que, una vez que se han decidido los productos a implementar, los desarrollan y los pasan a producción. Para escalar los proyectos, además del equipo de Innovación, se cuenta con el plan de intraemprendimiento, el plan de intrastartups y todo el plan de innovación abierta con el venture client y en Antai para crear y desarrollar startups.

CURVA DE LA MUERTE

Para Moro, Innovación es intrínseco a Transformación Digital. A su juicio, la transformación digital, “una de las revoluciones más importantes que ha sufrido hasta ahora la humanidad”, según señala, no sólo se apoya en Innovación, también en más áreas como Comercial y Marketing. Además, “la innovación va muy unida a las insurtech, que para nosotros son un pilar básico. Es una necesidad de colaboración. Ver las insurtech como algo que erosiona tus márgenes es negativo. Para nosotros, es muy importante el interés de las startups por trabajar con las nuevas tecnologías, su motivación por emplear herramientas no testadas del todo, su cultura de menor aversión al riesgo,… Ellas buscan de nosotros una marca reconocida, canales de distribución y comercialización masivos, un índice de solvencia alto, una relación con
los reguladores establecida… Ese mix garantiza el éxito de los dos”.

En cuanto a las formas de financiación para startups, Moro cree que es fácil encontrarlas en los estadios iniciales, antes de la curva de la muerte, que llega con inversiones de más de 1 millón de euros. “El problema para ellas viene después, cuando ya no buscan capital sino acceso a canales de distribución y comercialización. Llegar de una forma creíble y sostenible a dos millones de clientes, como tenemos nosotros, es una prioridad”, advierte.

ESQUEMA 70-20-10

MUTUA tiene un portfolio muy balanceado entre lo que es la innovación evolutiva o incremental y la disruptiva, y trabaja un esquema de 70-20-10. 70% en innovación
incremental, con proyectos que tratan de mejorar la experiencia de los usuarios, los tiempos de contratación y dar inmediatez, transparencia y usabilidad, como el recientemente lanzado producto de preconcedidos de vida y hogar que pretende
simplificar el proceso de compra; 20% en innovación adyacente; y 10% de innovación disruptiva, donde hay proyectos confidenciales. En este aspecto, menciona el
lanzamiento de un chatbot, “que es pionero en el mercado asegurador”; es algo core como canal de distribución, reseña. “Lo hemos lanzado con Google y permite que el mutualista tenga información en todo momento de su relación con MUTUA. Tenemos más de 70.000 usuarios únicos mensuales con peticiones de información que se hacen por canales digitales y unos índices de acierto cercanos al 90%; son indicadores muy buenos teniendo en cuenta que lo hemos lanzado hace solo unos meses”, dice.

Moro revela que en los planes está seguir profundizando en el uso de chatbots, proporcionando mayor inmediatez en la información y la transacción. Además, el acuerdo con Google consiste en desarrollar proyectos de IA relacionados con
encontrar nuevos canales de distribución con los mutualistas, por lo que al chatbot, le seguirán otros a lo largo de este año “porque es un sistema en continuo aprendizaje”, describe. El directivo cree que hay que expandirse a nuevos canales e-commerce o de relación con los mutualistas: “hay que estar donde se generan las transacciones, no ya de seguros sino de productos. Hay muchas startups incluso en redes sociales y en canales de comunicación”, reitera.

Por otro lado, MUTUA ha entrado en venture builder con Antai como partner que le ayuda a crear startups desde cero en los ámbitos de insurtech y gestión patrimonial. “Ellos tienen un portfolio bastante potente y una financiación para realizar nuevas startups. Ambicionamos crear nuevas startups desde cero, montando los equipos, pasarlas al mercado y que entren en nuestro portfolio. Con las startups ya creadas, queremos mejorar la relación con los mutualistas. Por ejemplo, varias de ellas ya están
en nuestro portal de fidelización para poder usarlas para comprar coches, con Carnovo; vender sus pisos, con Prontopiso, etc. Estamos todavía en proceso de integración. Con algunas startups más del portfolio estamos viendo cómo contratar modelos de distribución mejores o cómo ofrecer productos aseguradores en su marketplace”.

Pablo Moro, director de Innovación de Mutua Madrileña

PANORAMA PARTNERS

En cuanto a otros partners, MUTUA trabaja con South Summit participando en su evento de Madrid, lo que le permite acercarse a startups con las que poder trabajar y construir nuevos productos. Con el Instituto de Empresa trabaja en el IE Programa de Innovación Corporativa haciendo talleres de IA y de big data a través de un grupo de trabajo que permite encontrar nuevas tendencias e incorporarlas en MUTUA. Con Community of Insurance también tiene un acuerdo para ayudarse en ese intercambio
de deal flow en startups de insurtech. Otros dos proyectos muy recientes en los que trabaja son con la VentureLab Leslie, para desarrollar talleres de design thinking
para el programa de intraemprendimiento, con la que se desarrollarán entre 8 y
10 proyectos y se hará un programa específico, que podría llamarse ‘Insurtech VentureLab Intrapreneurship’. Otro acuerdo es para buscar y escalar startups
ya estructuradas ya que, como explica, “montar desde cero la integración en los procesos y productos de MUTUA de startups ya funcionando lo trabajamos con Founders Intelligence y Be Republic, consultoras de innovación líderes que aportan ese radar de nuevas “startups curadas” capaces de trabajar con una empresa como la nuestra”, afirma.

Por otro lado, el directivo considera que en España se están haciendo muy bien las cosas en cuanto a startups de distribución, agregadores, brokers, comparadores… y no hay nada que envidiar a lo que se hace desde otros países, que no están consiguiendo tanto en otros temas, como producto. “Sin embargo, donde hay una oportunidad de mejora enorme es en lo relacionado con fraude, gestión de siniestros, productos y tecnologías que, de manera más eficiente, inmediata y menos costosa, te permitan detectar fraude y mejorar la suscripción y la contratación casi en tiempo real”.

Marketplace, Antai y otros
“Todo lo que sea entrar en ecosistemas insurtech o cercanos, como las ofertas de fidelización que tenemos, para nosotros es muy importante porque nos permite mejorar nuestros canales de distribución y conseguir más información. Con Antai ya lo estamos
haciendo y no queremos terminar ahí; estamos mirando nuevos ecosistemas de startups y de partners consolidados cercanos a nuestra cadena de valor”, confiesa Pablo Moro.

Un mix de experiencia y disrupción
Los millennials aportan que son nativos digitales y eso es sinónimo de inmediatez, de transparencia, de experiencia de usuario, pero la realidad es que el mercado asegurador está muy marcado por la propia necesidad de solvencia. Es un requisito core del sector. Entonces, más que partidario de hacer una carrera hacia la adopción de talento millennial propongo el mix entre personas con más experiencia y los más soñadores o disruptores.