cliente innovaciónEl Gobierno pone en marcha, a través del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, el Fondo Next Tech para impulsar el crecimiento de empresas digitales y la inversión en tecnología innovadora de alto impacto.

El objetivo de Next Tech es conseguir movilizar recursos conjuntos en colaboración público-privada de 4.000 millones de euros (mitad de fondos públicos y la otra mitad de inversión privada) en un periodo inicial de cuatro años, dotándose con unas aportaciones de referencia en ese periodo de unos 2.000 millones de euros de recursos conjuntos entre ICO-AXIS y SEDIA en función de la capacidad de absorción y materialización anual de inversiones por el sector privado.

La puesta en marcha del fondo permitirá impulsar el emprendimiento digital y en tecnologías digitales habilitadoras, así como consolidar el crecimiento de empresas altamente innovadoras de base tecnológica. Con ello, fomentará la competitividad, la innovación, la inversión de fondos internacionales y la atracción y retención de talento.

Next Tech se constituye como un fondo de fondos de capital riesgo para la financiación de empresas en crecimiento de alto valor tecnológico, bien directamente o a través de fondos de capital riesgo, fondos corporativos u otros vehículos de inversión.

Este nuevo mecanismo favorecerá la colaboración público-privada y el desarrollo del capital riesgo, con una partición del Estado en los fondos y empresas de hasta el 49%, lo que permitirá aumentar la capacidad de inversión en empresas y proyectos tecnológicos.

El fondo invertirá principalmente en fondos y empresas para el desarrollo de proyectos digitales como inteligencia artificial, internet de las cosas, tecnologías de procesamiento masivo de datos, computación en la nube, blockchain, procesamiento de lenguaje natural, ciberseguridad, biometría e identidad digital y algoritmos verdes, entre otros.

Mecanismo

El objetivo de las inversiones será principalmente posicionar a las entidades en el estadio scale-up (crecimiento), situado entre los tamaños de las empresas objetivo de los fondos de expansión y de las empresas objetivo de los fondos de venture capital, incubación y transferencia de tecnología.

El ticket mínimo de inversión será de tres millones de euros, si bien el Fondo también podrá invertir en startups con tickets de inversión de entorno a un millón de euros, únicamente a través de fondos y vehículos, siempre y cuando estas entidades desarrollen proyectos de desarrollo tecnológico en tecnologías Deep Tech (tecnología innovadora de alto impacto) como inteligencia artificial, ciberseguridad, big data, machine learning o computación, entre otros.

Madurez del mercado

La puesta en marcha de este fondo permitirá dar respuesta a necesidades de financiación que actualmente no quedan cubiertas por los mecanismos existentes, tanto en relación a las distintas fases de crecimiento empresarial como por ámbito tecnológico.

De hecho, según datos del Mapa de Emprendimiento 2020, España es más propensa que el resto de Europa a la financiación a través de recursos de familiares y amigos y, de hecho, la financiación con fondos propios sigue siendo la principal herramienta (46%) y tan solo el 5% emplea recursos públicos para financiarse. Además, se observa una desigual distribución del capital riesgo entre empresas en las distintas fases: en España la mayor parte del Capital Riesgo (60%) sirve para respaldar a empresas en fase “semilla”. Le sigue por importancia las empresas en estado “intermedio” (32%) y por último las de estado de “escalamiento” (8%).

Unas dificultades de financiación que, por otro lado, viene acompañada de una madurez del ecosistema emprendedor en España con startups que ya suman 2,5 años de vida y donde las scaleups (startups en la fase de mayor desarrollo) ya representan el 15%.