Ciber global mundoA.M. Best asigna un pronóstico ‘estable’ al segmento global de ciberseguros, justificándolo en la mayor demanda de este tipo de pólizas y unas perspectivas favorables de crecimiento a medio plazo “a medida que los precios de contratación mejoran constantemente”.

Asimismo, se valoran factores positivos como la mejora continua de la “higiene cibernética”, las expectativas de rentabilidad a medio plazo, así como la mejora de las prácticas de suscripción y el lenguaje de las pólizas.

Los últimos informes de la agencia detectan un crecimiento prácticamente plano en las primas directas emitidas en 2023 en comparación con el año anterior. Esto se produjo después de un rápido aumento en el mercado de Estados Unidos, que se más que triplicó de 2019 a 2022.

«La reducción de las tasas se ha debido a varios factores, incluida una mayor competencia desde el lado de la oferta», detalla Christopher Graham, analista senior de agencia. «Además, la mejora de las prácticas de ciberseguridad y la disminución de la frecuencia de los siniestros han dado lugar a más reducciones de tarifas después de un período de aumentos acelerados de precios por el aumento de los ataques de ransomware en 2020 y 2021″, concreta.

Higiene cibernética

Ahora, gravedad de los siniestros ha disminuido, compensando con creces el aumento de la frecuencia y permitiendo que los resultados en el este segmento se mantengan estables.
“Las buenas prácticas cibernéticas y la conciencia de la importancia de la higiene cibernética han demostrado ser beneficiosas tanto para los asegurados como para las compañías», apunta Fred Eslami, director asociado de A.M. Best. «Estas prácticas han llevado a una disminución constante en la siniestralidad en el segmento, a pesar de un fuerte aumento de los ataques de ransomware en 2023, lo que resultó en un aumento del 50% en las reclamaciones de primera parte”, comenta.

«Esperamos que la cobertura cibernética siga creciendo con el tiempo, ya que la mayor concienciación sobre los riesgos cibernéticos contribuye a un aumento de las exposiciones y, en consecuencia, a un aumento de la demanda de seguros cibernéticos«, resume Eslami.

Desafíos

La agencia, no obstante, señala algunos factores que contrarrestar en parte las positivas perspectivas en el mercado de los ciberseguros, como el aumento de la competencia y el modesto crecimiento de las primas en Estados Unidos, “que pueden ser un indicio de lo que puede ocurrir a escala internacional”.

Además, la creciente sofisticación de los ataques cibernéticos, que utilizan Inteligencia Artificial, así como el ransomware y el compromiso del correo electrónico empresarial, podrían plantear desafíos para la suscripción del seguro cibernético.