MetaversoEl metaverso, el mundo virtual donde los humanos interactúan e intercambian experiencias virtuales mediante uso de avatares, a través de la tecnología blockchain, en un soporte lógico en el ciberespacio. Lo que antes parecía ciencia ficción, se ha convertido en una realidad que crece a paso de gigantes.

Sin ir más lejos, el pasado viernes 17 de junio, una conocida compañía del Ibex35 celebraba su primera Junta General de Accionista en el metaverso.

Asimismo, la actividad inmobiliaria es cada vez mayor en el metaverso, y prueba de ello es que se han formalizado inversiones en suelos y edificios virtuales. Una importante promotora inmobiliaria española ya vende en el metaverso, incluso ha diseñado un edificio virtual que puede recorrerse de manera sencilla e interactiva.

También, varias compañías automovilísticas están creando lugares de trabajo virtuales, donde permitirán probar sus vehículos, así como conectar a los ocupantes de los vehículos con el metaverso.

Como vemos, el mundo virtual permite a las empresas desarrollar su actividad, y abre nuevas oportunidades al sector asegurador.

Así, en América Latina la aseguradora Sura ha desarrollado un juego interactivo, que se instala en Oculus (tecnología de Meta), y a través de un viaje en una realidad virtual, da a conocer los riesgos y tendencias en los que están inmersos con la tecnología.

Mientras que, en Europa, Axa Francia adquirió a inicios de este año una parcela en ‘El Cajón de Arena’, si bien no ha revelado ningún plan específico para su ubicación en el metaverso, ha sugerido que podría abrir una agencia virtual allí, u ofrecer nuevos servicios específicamente diseñados para el mundo virtual.

En cuanto a las pólizas de ciberriesgos ya existentes, en virtud del clausulado de las mismas (definición de sistemas informáticos, etc.) podríamos encontramos con siniestros ocurridos en el metaverso con cobertura como un ransomare a una de las múltiples empresas que ya están actuando en el metaverso permitiendo, por ejemplo, la reserva en el metaverso de habitación de hotel. De igual manera (recordemos el reciente tema del Silent Cyber), hay actualmente pólizas de RC, D&O, etc., etc., que podrían cubrir siniestros ocasionados en el metaverso, siempre que la aseguradora no haya introducido exclusiones para los riesgos relacionados con la cibernética.

Las aseguradoras ya están estudiando productos específicos diseñados para cubrir daños a inmuebles virtuales, etc., sin olvidar que el metaverso puede ser un nuevo canal de venta de seguros. Imaginemos una de las situaciones anteriores, una venta o una subasta de inmobiliarios, un evento virtual en los que se produjera una caída o fallo del sistema, una doble venta de activo, un robo de criptomonedas, o incluso daños provocados por experiencias demasiado inmersivas con los equipos de realidad virtual.

Si bien el sector de seguros es y debe ser conservador en determinados aspectos, sabrá aprovechar la oportunidad que le ofrece el metaverso, al igual que los juristas deberán resolver las dudas que se planteen (normativa de aplicación, etc.) y de hecho ya está trabajando en ello (Los futuros Reglamentos Europeos Digital Services Act y Digital Markets Act).


Sobre la autora del contenido

María García MuñozMaría García Muñoz (Mewy) _ Muñoz Arribas Abogados es abogada senior en Muñoz Arribas Abogados, S.L.P. Máster en Asesoría Jurídica de Empresas en la Universidad Carlos III, cuenta también con el Programa de Ciberseguridad y Protección de Datos en el Instituto de Empresas (IE) y el Programa de Innovación y Ciberseguridad en ICADE-DEUSTO.