europa_reglamento padlock,over,eu,map,,symbolizing,the,eu,general,data,protectionEl 22 de diciembre, el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) publicó el tan esperado Reglamento sobre normas armonizadas para un acceso justo a los datos y su utilización, comúnmente conocido como el ‘Reglamento de Datos’. Este marco regulatorio tiene como objetivo principal establecer normas para la gestión de datos generados por el uso de productos conectados y servicios relacionados, abordando cuestiones cruciales en la era digital.

El Reglamento de Datos tiene un alcance amplio y se aplica a una variedad de contextos, incluidos productos conectados a Internet de las cosas (IoT) y maquinaria industrial, entre otros. Su propósito central es permitir a los usuarios acceder de manera efectiva a los datos que generan a través de estos dispositivos y servicios.

Una de las características destacadas del reglamento es el fortalecimiento del derecho a la portabilidad de los datos. Este derecho otorgará a particulares y empresas un mayor control sobre la información generada por objetos, máquinas y dispositivos inteligentes. Facilitará la copia y transferencia de datos de manera simple entre distintos servicios, promoviendo así la interoperabilidad y la libertad de elección para los usuarios.

Con la proliferación de productos conectados y servicios digitales, el Reglamento de Datos busca eliminar obstáculos al intercambio eficiente de información, fomentando la competencia y la innovación. Además, se enfoca en proteger la privacidad y la confidencialidad de los datos personales, alineándose con los principios fundamentales de la Unión Europea en este ámbito.

Este paso regulatorio representa un hito importante en el camino hacia una economía digital más justa y eficiente, brindando a individuos y empresas un marco claro para gestionar y aprovechar los datos generados en la era de la conectividad.

La Ley del Dato de la Unión Europea establece su entrada en vigor a los veinte días de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea y será aplicable a partir del 12 de septiembre de 2025. Sin embargo, ciertas obligaciones, como la accesibilidad de datos de productos y servicios, se aplicarán a partir del 12 de septiembre de 2026 para productos conectados introducidos en el mercado después de esa fecha.

Otros aspectos

El Reglamento establece normas armonizadas para un acceso justo a los datos y su utilización. Se aborda la transformación causada por las tecnologías basadas en datos, buscando eliminar obstáculos al intercambio eficiente de datos en beneficio de la sociedad. Destaca la importancia de la interoperabilidad, la falta de incentivos para el intercambio de datos, y la escasez de capacidades digitales en sectores con microempresas y pymes.

El marco armonizado busca especificar quién tiene derecho a utilizar los datos del producto o servicio, en qué condiciones y sobre qué base. Se prohíben requisitos nacionales adicionales, garantizando una aplicación uniforme. El Reglamento apunta a facilitar el acceso oportuno a los datos generados por productos o servicios conectados, asegurando su disponibilidad y utilización equitativa. También aborda la explotación de desequilibrios contractuales y establece disposiciones para el acceso a datos por parte de organismos del sector público.

Se reconoce el derecho fundamental a la protección de datos personales, salvaguardado por normativas existentes. El Reglamento complementa el Derecho de la Unión en materia de protección de datos, sin reducir o limitar los derechos a la privacidad y confidencialidad. Asimismo, enfatiza la importancia de un tratamiento sostenible y responsable de datos, considerando tanto datos personales como no personales.