tendenciamundoEl ciberseguro sigue siendo el subsector de más rápido crecimiento del mercado mundial de seguros. Las primas mundiales de ciberseguros alcanzaron unos 12.000 millones de dólares en 2022 y, en opinión de S&P Global Ratings, es probable que aumenten una media del 25%-30% anual., hasta alcanzar los 23.000 millones de dólares en 2025.

Para su desarrollo, el ciberseguro depende en gran medida de la protección del reaseguro. “Creemos que las reaseguradoras siguen siendo fundamentales para el crecimiento sostenible del mercado”, remarca la agencia en su último informe sectorial. También el mercado de retrocesión será extremadamente importante a la hora de proporcionar capital y capacidad para apoyar un mayor crecimiento de esta línea.

Según datos de la propia agencia, las aseguradoras primarias cedieron alrededor del 50%-65% de las primas de ciberseguro a las reaseguradoras en 2022, dependiendo de la región.

Experiencia y modelización

Además del respaldo económico, la experiencia de las reaseguradoras en suscripción y modelización está ayudando a desarrollar el mercado. “En nuestra opinión, para que el ciberseguro satisfaga las necesidades de los clientes en el futuro, es más importante que nunca que el sector se centre en la diferenciación de riesgos, una suscripción sólida y la prestación de servicios de asistencia en materia de medidas de prevención, gestión de crisis y recuperación de datos”, apunta el informe de la agencia.

Los cambios en los patrones de siniestralidad, el aumento de las amenazas cibernéticas y el enorme riesgo de acumulación crean oportunidades para aumentar la capacidad de reaseguro. Y, de hecho, “el número de reaseguradores que ofrecen cobertura cibernética está aumentando en respuesta”.

Fomentar un crecimiento subyacente “más sostenible”

La frecuencia y gravedad de los siniestros cibernéticos, especialmente los relacionados con ataques de ransomware, han socavado la rentabilidad del mercado en los últimos años. En respuesta, las reaseguradoras han reducido su exposición, han aumentado las tarifas de forma significativa y han endurecido la redacción de las pólizas. En consecuencia, gran parte del reciente aumento de las primas se debió a incrementos sustanciales de las tarifas, más que a un crecimiento subyacente del tamaño o el volumen de los contratos.

“Creemos que el sector tendrá que fomentar un crecimiento subyacente más sostenible que no esté en gran medida impulsado por el aumento de las tarifas. Este crecimiento dependerá en gran medida de que los participantes en el mercado aborden el ciberriesgo sistémico, de que más aseguradoras proporcionen cobertura con el apoyo y la expansión de los mercados de reaseguro, retrocesión y valores vinculados a seguros, así como de que más pequeñas y medianas empresas contraten ciberseguros”, concreta el informe.