Duck Creek Seguros a la carta2021 se ha caracterizado por ser el año de transición entre la pandemia y la “nueva normalidad”. Un modo de vida que ha impactado en las rutinas diarias de los consumidores y ha acelerado cambios en sus necesidades y preferencias.

El consumidor se ha acostumbrado a todas las facilidades de la era digital, acostumbrado a conseguir todo a golpe de clic. Se trata de un relevo generacional en cuanto a los tipos de consumidor. Hablar por teléfono ya no es ni una alternativa. Estamos volviendo a los canales asíncronos en la medida que utilizamos WhatsApp y respondemos cuando queremos. Hablamos de un cambio de comportamiento que influye en las relaciones comerciales. Ahora el consumidor puede comprar cualquier cosa con un solo clic en Amazon o alquilar una residencia por un tiempo determinado en Airbnb. A este consumidor que ha surgido durante la revolución digital se le conoce como Amazonian y exige esta flexibilidad en todas las industrias. Así es como ha dado origen a los seguros a la carta (on-demand).

El 70% de los clientes de seguros de automóviles está interesado en productos que brindan seguros basados en el uso, aseguran desde Duck Creek Technologies. Este comportamiento se ha acelerado a consecuencia de la pandemia: los consumidores han reflexionado y lo tienen claro, solo quieren pagar por aquello que usan y las compañías de seguros se han puesto las pilas en 2021 para ofrecer seguros bajo demanda del consumidor.

La adaptabilidad de las compañías para cubrir las necesidades de estos nuevos colectivos ha hecho que se replanteen multitud de factores como su mentalidad de transformación o su capacidad de anticipación a esas necesidades en forma de producto de seguro. Sin embargo, este nuevo servicio plantea dos dilemas.

Si el consumidor quiere pagar solo por aquello que usa, la compañía aseguradora debe saber qué hace el consumidor en todo momento. ¿Está dispuesto el consumidor a compartir esta información? Y, es más, no se trata solo de ser capaz de relacionarse con la nueva generación, también hay que seguir manteniendo las relaciones con los consumidores más tradicionales. ¿Cómo se encuentra el equilibrio de la brecha digital?

Todo parece indicar que el seguro a gusto del consumidor podría pasar de ser un servicio de nicho a un producto convencional. La realidad es que los seguros a la carta se han instaurado este año para cubrir las necesidades puntuales de los consumidores sin necesidad de ataduras, con una oferta 100% flexible.

¿Te resulta interesante? Comparte:

 

Compartir
Artículo anteriorDXC Technology crea una Guía de defensa contra el ransomware
Artículo siguienteMarsh elabora una lista de recomendaciones para mitigar el impacto de Log4Shell
En Duck Creek, estamos convencidos de que son las propias aseguradoras generales (P&C) quienes han de dar forma a su propio futuro, sin que este venga determinado por las tecnologías que utilizan. El cambio debe recibirse como algo positivo, no temerse; las ideas se deben de poder aplicar rápida y fácilmente, sin tener que recurrir a desarrolladores; y la complejidad debe abordarse desde la confianza, no con más complejidad.