SandboxLa segunda convocatoria del sandbox fintech español solo ha admitido a cuatro proyectos frente a los 13 presentados mientras estuvo abierta la convocatoria. Entre ellos, solo uno es de seguros: Pension Space, vinculado al ámbito de las pensiones.

Este proyecto será el único que supervise la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, que será la institución que menos iniciativas tendrá que supervisar ya que otros dos proyectos estarán sujetos al control de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el restante que queda estará sujeto a la vigilancia del Banco de España.

A pesar de que el número de proyectos admitidos ha sido sensiblemente más bajo que en la convocatoria original, lo cierto es que la tasa de aceptación ha sido superior. De acuerdo con las cifras aportadas por la Secretaría General del Tesoro, esta vez han conseguido la aceptación definitiva un 30,8% de las candidaturas frente al 27% de la ronda inaugural.

Con la publicación de los nuevos proyectos admitidos en el sandbox, comienza el periodo de negociación entre el supervisor financiero competente y el promotor de cada uno de ellos para el establecimiento del protocolo que regirá el periodo de pruebas. El plazo máximo para ello será de tres meses. Si no se alcanza un entendimiento en este punto, y a no ser que se establezca una prórroga de plazos, el proyecto quedaría fuera del sandbox.

Auge de la criptoeconomía

De la entidad supervisora de la banca dependerá el proyecto denominado ContractID_2021_10_13, vinculado con sistemas de registro de contratos por parte de entidades financieras.

Uno de los proyectos que estarán sujetos a la CNMV, denominado ‘Mercado Secundario para empresas emergentes (Equity Token Offering y Debt Token Offering)’, busca la creación de un mercado de tokens para la financiación de nuevas empresas innovadoras y llega justo después de la aprobación de la Ley de Startups.

El segundo, ‘Creación de un vehículo de inversión en protocolos de préstamos descentralizados’, cuenta con la gestora de fondos Imantia y la firma madrileña especialista en custodia de criptoactivos Onyze y “consiste en la creación del primer fondo de finanzas descentralizadas (DeFi) de préstamos”.

Ibercaja y Pensumo llevan al sandbox un proyecto para ahorrar mediante el consumo