La consultora Neovantas considera que el sector asegurador y el bancario, debido a los cambios que se están produciendo en sus canales tradicionales en cuanto a la captación y fidelización de clientes, son dos de las industrias más propensas a la implantación de la inteligencia artificial.

“Asimismo, es de destacar la importancia que podría tener en todos los departamentos de las empresas, debido a que no solo facilitaría y simplificaría muchas de las tareas que hoy se realizan, sino que además aumentaría su eficiencia tal como sucedería”, se indica desde la firma, que apunta también a los beneficios que ofrecería el uso de estas aplicaciones tecnológicas a la red comercial para poder visibilizar, en tiempo real, nuevos clientes potenciales, cambios repentinos en ciclos de compra o actuaciones de la competencia.

José Luis Cortina, presidente de la consultora, anima a las aseguradoras a invertir en inteligencia artificial, “para sistemáticamente extraer valor de distinta naturaleza de la extensa información con la que cuentan y que, en muchas ocasiones, no saben ni siquiera que disponen de ella, y así aportar nuevos elementos útiles y pragmáticos”.