LAB Santalucia Impulsa vista espacio diafano

2020 fue un año decisivo para algunas startups vinculadas al seguro. Así lo revela el mapa del ecosistema de insurtech en España desarrollado por Santalucía Impulsa. Tras la Covid-19 y el impulso de la digitalización, esta segunda edición incluye hasta 87 nuevas iniciativas sumando un total de 247 players y 7 iniciativas corporativas.

La segunda edición del mapa, elaborado en colaboración con el diario digital El Referente, muestra una foto actual, con los actores más relevantes, del entorno Insurtech en el sector asegurador.

Ángel Uzquiza, director Corporativo de Innovación del Grupo Santalucía, explica que “muchas Insurtech han dejado de operar y se están reinventando o han desaparecido. Otras han experimentado un auge y empuje sin igual, como son las dedicadas a la salud, la asistencia personal, la asistencia en el hogar, la teleperitación, la automatización de procesos y todas aquellas que tengan que ver con la digitalización de productos y servicios”.

Uzquiza señala quea golpe de confinamiento, las aseguradoras y los clientes hemos aprendido que la digitalización hace posible nuevas formas de comunicación, gestión y relación con las empresas”.

De este modo, en el sector se observa un aumento del interés por las nuevas tecnologías que las insurtech ponen a disposición de la cadena de valor de los seguros (IA, Internet de las Cosas, Cloud Computing, Asistentes Virtuales, Big Data…) para acercarse al cliente post pandémico que busca eficiencia, transparencia, rapidez y agilidad.

Crecimiento de la categoría de Senior/Silver Economy

En esta edición, Santalucía Impulsa reúne a los principales players del ecosistema Insurtech más activos en España y, por primera vez, algunas de las insurtech más destacadas de países como Brasil, Argentina, México o Chile. Además, incluye todos los programas de apoyo a este ecosistema y con carácter corporativo, de otras aseguradoras.

Este mapa divide a las Insurtech en cinco grandes apartados: Producto, Iniciativas Corporativas, Infraestructura, Distribución y Resto del Mundo. Dentro de Producto, es relevante el crecimiento de la categoría de Senior/Silver Economy, con un incremento de proyectos que van de 9 a 18. La mayor parte de estas startups están asociadas a la salud, asistencia, bienestar y cuidado de las personas senior. Completan la categoría de Producto las startups pertenecientes a los sectores: Vida, Decesos, Hogar, Viajes, Salud, Auto, Objetos y otros.

En cuanto a la categoría Infraestructura destacan las insurtech pertenecientes a diversos ámbitos o subcategorías como: Cadena de valor, Blockchain, Big Data, IoT (Internet of Things), Riesgo o Fraude, Experiencia Cliente, junto a una nueva subcategoría de Legal, que incluye algunas de las startups que participaron en el InsurChallenge Legaltech lanzado por Santalucía Impulsa en 2020.

Por último, la categoría Distribución se subdivide en los siguientes campos: Comparador, Plataforma y Marketplace.

 

«La disrupción en el sector seguros en España aún no ha llegado»

La realidad del ecosistema Insurtech en España aún dista de las cantidades y proporciones que se manejan en mercados punteros como el de los Estados Unidos, afirma la aseguradora. Desde 2016 apenas se han registrado una quincena de inversiones en insurtech españolas, que además rara vez superan los dos millones de euros; esto supone una mínima parte del mercado global. En lo que llevamos de 2021, solo una startup ha cerrado con éxito una ronda de inversión.

Ángel Uzquiza opina que la disrupción en el sector seguros en España aún no ha llegado, pero que el país se encuentra ante un panorama emocionante con la llegada del Sandbox.

Las insurtech llegaron para quedarse y ahora tendrán que ir encontrando su lugar. Con el apoyo de las aseguradoras tradicionales, la velocidad aumentará y la transformación de las propuestas y los nuevos modelos será más robusta, explica.

«Las insurtech tendrán que adaptarse a la velocidad de las aseguradoras porque las necesitan, pero estas últimas deberán probar nuevas propuestas junto a las insurtech porque les da competitividad y diferenciación», concluyen.