cberseguros

El 66% de las organizaciones empresariales se vio afectada el pasado año por un ataque de ransomware. Esto supone un fuerte incremento respecto al 37%, según datos de Stockapps.com. En su análisis, la firma explica este incremento por la disminución en el nivel de habilidad necesario para llevar a cabo un asalto. En el 65% de los ataques, los adversarios cifran efectivamente los datos, frente al 54% en 2020.

«Con prácticamente todo disponible como servicio, se ha vuelto cada vez más fácil para los atacantes ejecutar ransomware en los últimos tiempos. En segundo lugar, muchas compañías de seguros cibernéticos han comenzado a cubrir una amplia gama de costos de recuperación de ransomware, incluyendo el rescate, lo que probablemente conduzca a un aumento de las demandas de extorsión”, explica la experta del portal, Edith Reads.

Y es que en el 98% de los incidentes en los que las víctimas tenían seguro, este reembolsó la totalidad o parte del coste del ataque. Esto facilitó la recuperación de la empresa, si bien algunos encuestados consideraron que el ataque perjudicó la capacidad de funcionamiento de su institución, ya que el coste de la recuperación fue elevado.

Endurecimiento del sistema de ciberseguros

El informe señala, además, que las instituciones se están adaptando y mejorando su respuesta a los ataques de ransomware. Casi todas las empresas atacadas (el 99%) pueden ahora recuperar parte de sus datos, frente al 96% anterior. Y casi tres cuartas partes de los encuestados (73%) emplearon copias de seguridad, siendo la técnica más común para recuperar los datos.

La investigación muestra que hemos llegado a un punto en el crecimiento del ransomware en el que la necesidad de los ciberdelincuentes de obtener un rescate cada vez mayor choca frontalmente con un endurecimiento del sistema de ciberseguros. Eso es porque las aseguradoras se esfuerzan por disminuir su riesgo de ransomware.