innovación digitalTras la publicación por la Comisión Europea de la Estrategia de Financiación Digital para la UE, la directora general de Insurance Europe, Michaela Koller, ha expresado que la pandemia ha puesto aún más de relieve la necesidad de contar con capacidades digitales sólidas e innovadoras en el sector financiero y que el sector asegurador sigue esforzándose por cumplir las expectativas de los clientes, a medida que estos adoptan soluciones digitales nuevas e innovadoras, y por cumplir sus expectativas y utilizar las nuevas tecnologías para prestar un mejor servicio.

Sin embargo, señala que “corresponde a las instituciones de la UE garantizar la existencia de un marco normativo adecuado que permita la innovación y permita a los consumidores, las empresas establecidas y los nuevos participantes en el mercado beneficiarse de las oportunidades que puede ofrecer la digitalización”. Esto, según añade, supone eliminar cualquier barrera normativa que frene la innovación, facilitar un sector financiero basado en los datos y apoyar una mayor asimilación de las nuevas tecnologías.

En este sentido, la estrategia de financiación digital de la Comisión para la UE representa un paso importante en esta dirección, ya que pretende apoyar la transformación y la innovación digitales y permitir que los consumidores y las empresas europeas disfruten de las ventajas y oportunidades de los servicios financieros digitales.

Un marco jurídico “a prueba de futuro y neutral”

«Para que esto se logre, los consumidores de seguros deben disfrutar del mismo nivel de protección independientemente de quién sea su proveedor. Por consiguiente, el sector asegurador se congratula de que la Comisión reconozca la necesidad de garantizar que el marco jurídico de la UE siga salvaguardando la estabilidad financiera y protegiendo a los clientes mediante el mismo principio de actividad, riesgo y normas”, añade Koller. Además, indica que ayudará a preservar la igualdad de condiciones entre las instituciones financieras existentes y los nuevos participantes en el mercado, como las empresas de tecnología que ofrecen servicios financieros.

El sector asegurador también acoge con satisfacción el reconocimiento de la necesidad de garantizar que el marco jurídico de la UE sea a prueba de futuro y neutral desde el punto de vista tecnológico, para asegurar que la innovación de las aseguradoras en beneficio de sus clientes se maximice y no se obstaculice innecesariamente.

Un sector basado en datos

La directora general recuerda también que una de las claves para fomentar la innovación y la competencia es la promoción de un sector financiero basado en datos: “Una mayor disponibilidad de datos podría ayudar a los aseguradores a mejorar la supervisión y evaluación de los riesgos, ofrecer una mejor experiencia al cliente y aumentar la detección del fraude”, apunta.

La industria del seguro “apoya los esfuerzos por facilitar un intercambio de datos adecuado, en el que el tratamiento de los diferentes actores se base en una verdadera igualdad de condiciones”, incide. Al mismo tiempo, defiende que los clientes deben tener pleno control sobre el intercambio de sus datos y sentirse seguros de que están almacenados de manera segura. “Sin embargo -añade-, mucho dependerá del enfoque específico elegido para cualquier marco de intercambio de datos. Por lo tanto, la industria espera con interés seguir dialogando con la Comisión en los próximos meses para ayudar a realizar estos objetivos y ofrecer un marco apropiado”.

En cuanto a la propuesta de la Comisión de una Directiva de Resistencia Operacional Digital para el sector financiero, Insurance Europe acoge con satisfacción el objetivo de la Comisión de aumentar la ciberseguridad de la industria aseguradora “a medida que abrazamos la transformación digital. Ahora examinaremos la propuesta en detalle para ver si es adecuada para el propósito, suficientemente basada en el riesgo y refleja la naturaleza específica de los seguros”, concluye.