En el uso de la tecnología, aseguradoras y reaseguradoras tradicionalmente han sido más lentas, pero ahora saben que necesitan responder a los avances tecnológicos e innovar para ser relevantes para sus clientes, un camino en el que no todos tendrán éxito.

city2

 

“La expansión e implementación de las nuevas tecnologías continuará cambiando nuestras vidas a una velocidad más rápida. Los aseguradores que no puedan adaptarse al nuevo panorama de riesgo estarán en serios problemas”, enfatiza Frank Reichelt, market executive Germany & Nordic de SWISS RE.

Los nuevos actores que están focalizándose digitalmente en la industria de seguros amenazan cada vez más con dominar el mercado de las compañías tradicionales. Esta dinámica podría obligar a estos operadores a convertirse en nada más que portadores de riesgo, explica Intelligent Insurer en un reportaje en el que la publicación ha consultado a distintos aseguradores y expertos del mercado.

Un ejemplo que cita esta información es la empresa The Climate Corporation, que examina datos meteorológicos, el suelo y el campo para ayudar a los agricultores a determinar los potenciales factores que limitarían el rendimiento en sus campos. Otro ejemplo es la plataforma Bought By Many, un servicio gratuito que ofrece ayuda para encontrar un seguro para las “cosas fuera de lo común” como pólizas para mascotas o gadgets.

Ser tecnológicos, el mejor diferenciador

“Históricamente nuestra industria ha tardado en adaptarse a las nuevas tecnologías, pero esto está empezando a cambiar y veremos un creciente reconocimiento de que la tecnología puede actuar como diferenciador”, señala Andy Wallin, director comercial del bróker ED.  A lo que añade: “Esto no significa simplemente que buscar actualizar sistemas ya obsoletos. Más bien habrá un mayor reconocimiento de los beneficios que las tecnologías de ruptura pueden tener en nuestro mercado”.

La industria se encuentra en una encrucijada y está amenazada por nuevos modelos de negocio más dinámicos, subraya Julián Enoizi, director ejecutivo de POOL RE.

Los seguros personales sufrirán la mayor transformación

En 2016, la inversión en insurtech superó la inversión en otras áreas de fintech, según revela Vikram Sidhu, socio de Clyde & Co. En 2017, empresarios, inversores, aseguradores y otros actores de la industria de seguros en Estados Unidos intensificarán sus esfuerzos para llevar la innovación y la modernización al sector, sostiene Sidhu, que asevera que “estos acontecimientos afectarán a todas las partes de la industria de seguros, pero especialmente a los seguros personales, desde las ventas y el marketing hasta la suscripción y administración de las reclamaciones”.

Conocer el potencial de los datos

Una de las grandes oportunidades que presentarán las insurtech es darse cuenta del potencial de los grandes datos, dijo Chris Waterman, jefe de seguros de EMEA en Fitch.  “El Big Data podría transformar los precios en la mayoría de las líneas de seguros. Los datos sobre el comportamiento y las circunstancias de los asegurados se están desarrollando continuamente, a menudo etiquetados en un nivel individual de la exposición al riesgo”, enfatiza.

El experto opina que esto crea una oportunidad para que las aseguradoras tasen el riesgo con más frecuencia, de manera más exacta y con un nivel individual. Pero esto es probable que desafíe las capacidades tecnológicas del sector. “El reto para las aseguradoras es que logren  acceder, procesar, interpretar y utilizar estos nuevos datos de forma rápida y precisa para fijar precios más rentables y competitivos”, concluye Waterman.

Recuperado de INESE