mundo_clima_soluciones

El mundo se apresura para cumplir los objetivos climáticos globales y las industrias se encuentran bajo «una presión cada vez mayor para adoptar nuevas tecnologías y procesos para acelerar sus esfuerzos de descarbonización», afirma la Asociación de Ginebra. Para limitar el calentamiento global a 1,5°C, las industrias pesadas como la del acero, el aluminio y la aviación, responsables de más del 30% de las emisiones globales de carbono, deben implementar tecnologías climáticas a gran escala, recuerdan.

Con este panorama la Asociación ha publicado el segundo informe titulado ‘Llevar la tecnología climática al mercado: el poderoso papel de los seguros’. La investigación reconoce la necesidad de enfoques innovadores para evaluar la preparación y el financiamiento del mercado tecnológico, subrayando el importante papel de las aseguradoras.

Según una encuesta de la Asociación de Ginebra realizada a ejecutivos de nivel C de seguros revela que la participación temprana de las reaseguradoras en proyectos de tecnología climática es fundamental para mejorar la evaluación de riesgos de los proyectos y asegurar la financiación. Es más, añaden: “a pesar de los avances significativos en el desarrollo de tecnología climática innovadora, la mayoría de los proyectos permanecen en etapas de precomercialización debido a brechas de financiamiento, desafíos de escala y escasez de datos sobre riesgos.

Marco de Preparación para la asegurabilidad

Para abordar directamente estos desafíos, desde la Asociación de Ginebra ha presentado un novedoso Marco de preparación para la asegurabilidad (IRF), que ofrece un enfoque estructurado para evaluar los riesgos desde la perspectiva de los seguros.

Jad Ariss, director general de la Asociación de Ginebra, explica: “La adopción de tecnologías climáticas requiere un esfuerzo de colaboración de las industrias, las aseguradoras, los formuladores de políticas y otros. Las aseguradoras son esenciales para asegurar la financiación y gestionar los riesgos de los proyectos. Al abordar las brechas de financiación y aprovechar las soluciones de seguros, las aseguradoras pueden acelerar el despliegue de tecnologías climáticas y trabajar para lograr objetivos climáticos globales”.

En esta línea, Maryam Golnaraghi, directora de Cambio Climático y Medio Ambiente de la Asociación de Ginebra y autora principal del informe, detalla que “nuestro Marco de preparación para la asegurabilidad (IRF), desarrollado en colaboración con una variedad de socios de todos los sectores, clasifica los riesgos en siete áreas relevantes, ayudando a las partes interesadas en la formulación de riesgos y la facilitación del diálogo con las aseguradoras».

Además, según subraya la experta, al identificar los riesgos cuya asegurabilidad es un desafío, «el IRF ayudará a revelar cuándo se requieren intervenciones alternativas, como asociaciones público-privadas, para llevar los proyectos al mercado”.