El servicio de receta electrónica médica es ya una realidad en DKV

DKV ha puesto a disposición de sus clientes el sistema REMPE (Receta Electrónica Médica Privada). Está homologado por la Organización Médica Colegial de España. Este servicio tiene como principal ventaja que permite completar el proceso de telemedicina, ya que se obtiene las recetas sin salir de casa.

Según explican desde la compañía, los clientes de la aseguradora pueden solicitar una cita con un médico que será atendida de manera electrónica por vídeo o chat a través de la app Quiero Cuidarme Más.

Durante la consulta el médico puede prescribir cualquier fármaco de manera que al finalizar la misma, el usuario recibirá la receta automática en su app, para más tarde poder retirar dicho medicamento en cualquier oficina de farmacia, donde solo se deberá presentar la receta recibida en el móvil, o el DNI, sin necesidad de ningún otro papel.

REMPE sirve para emitir órdenes de prescripción y tratamiento de medicamentos en el ámbito privado y asegurador y su dispensación desde las Oficinas de Farmacia. Además, este sistema da respuesta al Real Decreto 1718 /2010, de Receta Médica y Órdenes de Dispensación en el ámbito privado. Desde el sistema se puede definir la prescripción, visado, dispensación en oficinas de farmacia, reembolso y financiación requeridas por aseguradoras y mutualidades.

La crisis derivada de la Covid-19 ha mostrado la eficacia de la telemedicina. Esta ha contribuido a disminuir la propagación de la pandemia y a reducir la presión sobre el personal médico. De hecho, la aseguradora ha atendido de forma telemática el 50% de las consultas médicas en las últimas semanas.