Se ha registrado un aumento del 248% en el volumen de fondos destinados a las insurtech

Conocer el desarrollo y adaptación de los actores tradicionales y los nuevos operadores del sector asegurador a las aplicaciones impulsadas por la tecnología, así como su efecto en la racionalización de la gestión de siniestros, son las premisas sobre la que ha versa la versión actualizada del Quarterly InsurTech Briefing de WILLIS TOWERS WATSON.

El estudio revela un aumento del 248% en el volumen de fondos destinados a las insurtech, hasta 985 millones durante el segundo trimestre del año, impulsado por un número récord de transacciones, así como varias grandes inversiones en empresas de capital intensivo de arranque a nivel mundial. Han sido 64 transacciones en el trimestre, casi el doble de las 38 transacciones realizadas en el primer trimestre de este año.

Este informe describe cómo el uso de la tecnología, desarrollado internamente a través de asociaciones con insurtech de nueva creación, puede revolucionar la gestión de siniestros, “ya que ayuda a la transición de las aseguradoras”. “Un modelo –añade el documento- centrado en los pagos y el control de costes”. El informe predice que esto conducirá “a una mayor satisfacción y retención del cliente, puesto que la reclamación representa una de las interacciones más críticas con el cliente en la cadena de valor del seguro”.

Mejorar la mitigación del riesgo

Rafal Walkiewicz, CEO de Willis Towers Watson Securities, reseña que “la relación con el cliente en la gestión del siniestro proporciona una importante visión y una gran oportunidad para mejorar la mitigación del riesgo, haciéndola cada vez más básica en la cadena de valor de seguros, que se enfoca en el consumidor. Creemos que la gestión de reclamaciones podría asumir una mayor importancia a expensas de otras funciones, incluida la distribución, la suscripción y la gestión del capital. El aprovechamiento efectivo de esta relación a través de la tecnología, ya sea desarrollada internamente a través de asociaciones o adquisiciones, será una fuente clave de diferenciación en el futuro”.

Desde el informe se anima a las entidades aseguradoras a aceptar los cambios impulsados ​​por la tecnología que están teniendo lugar en toda la industria. “La cifra invertida en insurtech en el segundo trimestre del año sirve como indicado de que el cambio está llegando al sector”, indica Andrew Newman, directivo de WILLIS RE. “No es la tecnología la que rompe, sino el grado en que un competidor puede manejar con éxito esa tecnología en comparación con otra”.

 

by INESE