FintechEn los últimos dos años se han registrado 4.700 millones de instalaciones de aplicaciones financieras a nivel mundial, disparándose el tiempo de uso de estas apps un 45% en 2020 respecto al año anterior, según el estudio State of Mobile 2021 de App Annie. En contraste, el uso de dinero en efectivo cayó un 90% en España, a partir de que la Organización Mundial de la Salud recomendó realizar pagos sin contacto para evitar transmitir el virus de Covid-19.

Este impulso de la digitalización a través de las apps implica hoy para el sector financiero un entorno más abierto, competitivo y enfocado al cliente. De hecho, la industria Fintech en España creció un 15% el año pasado, sumando ya 500 empresas que ofrecen diferentes servicios como préstamos, pagos e inversiones, según datos de Finnovating.

Además, en el país se están gestando Fintechs muy interesantes y prometedoras que están apostando por crecer fuera de las fronteras nacionales, principalmente hacia Latinoamérica, como es el caso de Belvo, creada en Barcelona y que actualmente está creciendo a una tasa de entre el 30%-40% en Latinoamérica, o Holded, que a principio de año recibió una inversión de 15 millones de euros.

Banca tradicional vs neobancos

Si bien las apps mejor evaluadas en las tiendas de apps son de la banca tradicional como CaixaBank, BBVA y Santander, el interés en los neobancos es cada vez mayor entre los españoles. Según el estudio Fintech Unwrapped de Sifted, los europeos suelen utilizar los neobancos como cuentas secundarias, para aprovechar ventajas como el cambio de divisas sin comisiones o el seguimiento de sus transacciones, pero se mantienen fieles a la banca tradicional para hacer operaciones mayores, como cuando compran una casa.

“Los mismos bancos tradicionales también tienen los ojos puestos en los neobancos, ya que reconocen la oportunidad de innovar sus servicios para mantenerse relevantes en el mercado, por lo que también están realizando alianzas o invirtiendo en sus propios neobancos”, explica Juan Echavarría, CEO de Rocket Lab.

Por ello, a la hora de desarrollar una estrategia de marketing ganadora para las apps de finanzas se debe tener en cuenta que existe una gran oferta y demanda, rodeada de una feroz competencia, y por tal motivo los marketers deben diseñar sus objetivos.