«Como errores consideramos que las aseguradoras deben de evolucionar su core asegurador hacia un sistema capaz de aportar agilidad y flexibilidad para el lanzamiento de todo tipo de ramos, productos y contratos.

Sin duda esto será un factor diferenciador para ser más competitivo. Respecto a los principales aciertos, consideramos que el sector es consciente y está tomando acciones para llevar a cabo una transformación digital profunda de su estrategia de venta y distribución, evolucionando su IT hacia un ecosistema digital integrado con todos los canales y partners de negocio. El sector es también consciente de la necesidad de analizar información en tiempo real a través de soluciones big data». (Alejandro Bermejo, responsable de Negocio del Sector Seguros de GFI España)


  • «Los errores siempre existen y estos llevan al sector a buscar el camino adecuado; por lo tanto, el error en sí es un acierto, pues sin ellos no se sabría cuál es el mejor camino. El sector aún tiene mucho camino que andar en muchas áreas con la mejora tecnológica y la innovación, siempre de una forma ordenada y consecuente, midiendo distintos factores económicos y sociales. Así, actualmente se habla mucho de la experiencia del cliente, pero ¿cómo conseguir la mejor experiencia?, ¿qué aplicar para conseguirla?». (Unai Bravo, CEO de Gistek Insurance Solutions)

  • «El mayor error es considerar la evolución digital como algo que se puede “enchufar” dentro de sus procesos actuales y no abordar este cambio de una manera integral. Los clientes reclaman una nueva forma de interactuar  y escogerán aquellas compañías que sean capaces de comunicarse a través de estos nuevos canales y sean proactivas en ofrecer más valor aprovechando las posibilidades del mundo digital. Proporcionar una experiencia digital completa en la relación con la aseguradora, incluyendo el momento clave de la gestión del siniestro exige cambios importantes en la forma de trabajar. El simple hecho de tener una app no nos hace digitales». (Pablo Liñares, director de Producto de GT Motive)

  • «Los principales errores se relacionan esencialmente con mantener en exploración sistemas heredados con desarrollos que son solamente paliativos, evitando abordar el problema efectivo de estos sistemas, lo que limita el espacio para innovar y obliga a invertir más tiempo y esfuerzo. Hay también mucho conservadurismo en la utilización de cloud para determinados procesos. Tecnológicamente, hemos sido testigos de algunas evoluciones en el sector. Destacamos, por un lado, la cada vez mayor percepción de las compañías de que los paquetes de software pueden reducir esfuerzo y contribuir de forma decisiva para mejorar su rendimiento y, por otro lado, la creciente aplicación de DevOps y la consecuente reducción del coste de alteración de sistemas en producción». (Rui Monteiro, Head of business Development -Europe- de I2S)

  • «Aciertos: el despliegue definitivo de EIAC por compañías y corredores (esta mejora en la información facilitará a su vez integrar mejor al cliente final en el proceso de la correduría); el sector cada vez más entiende que internet, las APP y la estrategia web digital también tiene que ver con ellos (se está abandonando el falso mito de que las soluciones web orientadas a clientes finales solo son para compañías y requieren grandes volúmenes de inversión); la importancia que los corredores están dando a la analítica de negocio (hemos diseñado un cuadro de mando específico alineado con el Plan Estratégico de la Mediación).
    Errores: debemos ser críticos con el lento despliegue de EIAC en el primer semestre del año y consideramos que quedan pendientes por cerrar aspectos tan importantes como la homogeneidad de los procesos de descarga de datos y la frecuencia de disponibilidad de los ficheros; sigue el escepticismo entre los pequeños corredores en los multitarifidacores como herramientas facilitadoras de incremento de productividad, tanto en mejora de la producción como en estrategias de retención de cartera». (Isidre Mensa, CEO de MPM Software)

  • «Se trata de compañías enfocadas en la valoración de riesgos, por lo que es normal que sean empresas cautelosas a la hora de asumirlos. Es un sector que nunca ha sido pionero en implantación tecnológica y casi todo el desarrollo ha sido muy a la medida. Sin embargo, ahora sí se está entendiendo que no sobrevivirá el más fuerte o grande sino el que más rápido se adapte al medio y estamos viendo un gran movimiento en dos frentes. En primer lugar, un cambio cultural, así como en los modelos de negocio y de servicios, que están siendo el detonante para la transformación en el área de IT, incorporando nuevas plataformas que les permitirán la transformación necesaria para poder competir». (Cristina Cabanas, Directora de Desarrollo de Negocio España de MSG-Life Iberia)

  • «Errores: escasa reacción a la irrupción en el mercado del asegurado digital; recortes en ID por la crisis debido a la guerra de precios en el sector; visión en muchos casos analógica; no automatización de procesos que mejorarían la experiencia de cliente.
    Aciertos: adaptación de los servicios a cada perfil de cliente (customización); inicio de la digitalización en cuanto a los procesos de gestión, alta y contratación; automatización de ciertos procesos que no aportaban valor ni a compañía ni a los asegurados». (Jorge Castaño, director Comercial y de Expansión de Proyecta Gestión)

  • «Uno de los principales errores es la escasa colaboración entre brokers para avanzar en temas comunes. Prueba de ello sería el proyecto EIAC, que a pesar de sus ventajas ya probadas para la relación con las compañías y la reducción de carga administrativa en el bróker, avanza lentamente cuando debería ser prioritario para todos. Entre los múltiples aciertos del sector es la existencia de TIREA como elemento generador y canalizador de ventajas tecnológicas». (Alejandro Eggert, gerente de SIA Services)

  • «La clara apuesta por la tecnología, manteniendo un alto nivel de inversión durante la crisis, ha sido el mayor acierto. Los recortes no han sido tan evidentes como en otras áreas, señal de que el sector reconoce que la tecnología es la vía más adecuada para el éxito. El enfoque sí ha variado: se ha centrado en los mantenimientos y evolución de los sistemas más críticos, dejando en espera todo aquello que pudiera considerarse innovación. De cara al futuro, la tan manida “transformación digital” creemos que se debe constituir como el objetivo a conseguir. Apostamos por un planteamiento holístico, pero a la vez no rupturista, que abarque desde los aspectos “culturales” y organizativos de las entidades hasta los más  tecnológicos. Dentro de estos últimos, la apuesta por la movilidad, la multicanalidad, la optimización del “time to market” y, por supuesto, la contratación sin papel, podrían ser las claves del éxito». (Álvaro Bengoa, director Soluciones de Seguros de Tecnocom)

  • «Más que hablar de errores y aciertos, podríamos referirnos al hecho de que las innovaciones tecnológicas se despliegan más lentamente en el sector, sobre todo en comparación al sector bancario. Un ejemplo de esto es que hasta hace poco en las compañías no existía la visión de cliente como tal, de forma integral. Esto está cambiando a marchas forzadas y ahora ya comienza a ser posible medir al cliente globalmente: su rentabilidad, nivel de riesgo, etc.  Un tema sobre el que se ha hablado mucho en los últimos dos años es “big data”, en donde hemos visto que se ha intentado vender como la solución a todos los males, sin poner el énfasis en que un proyecto de este tipo tendrá éxito en la medida en que se tengan claros los objetivos y que la calidad de los datos es fundamental la utilidad de este tipo de soluciones«. (Juan Fructos, subdirector general de TIREA)

  • «Errores: complejidad (existe la preocupación de que la complejidad pueda derivar en la utilización de una “caja negra” para los modelos, despreciando o creyendo ciegamente en los resultados y haciendo más difícil interpretarlos para la toma de decisiones); seguridad de los datos (los retos de almacenar datos han aumentado más que nunca y continuarán creciendo en el futuro); excesiva dependencia de los modelos (debido a un enfoque en un número muy limitado de modelos en el comienzo de Solvencia II, ha habido una falta de diversidad de modelos que origina riesgos similares a lo que se ha visto en el sector bancario antes de la crisis financiera de 2008).

  • Aciertos: rápido avance tecnológico (la mayor potencia de computación ha acelerado muchísimo los procesos y la tarificación de riesgos); responde a la regulación (satisfacer exigencias cada vez mayores de la regulación ha impulsado las mayores transformaciones de modelización de los últimos 5-10 años); gestión de los datos (el reto de almacenar y gestionar datos para Solvencia II es uno de los factores más importantes a la hora de conseguir mejor tecnología)» (Felipe Gómez, Life Leader para España y Portugal de Towers Watson)