cyber seguroEl 61% de las empresas españolas (41% en 2019) afirma disponer de alguna cobertura para riesgos ciber, aunque solo 1 de cada 4 dispone de un seguro cyber, según la cuarta edición del ‘Informe de Ciberpreparación de Hiscox 2020’. Esto supone que en el último año ha crecido un 50% el número de empresas españolas que afirman disponer de una cobertura para riesgos ciber, pero tan solo el 25% tiene suscrita una póliza especializada.

A nivel general, la transferencia del riesgo está ligada a haber sufrido un incidente. La proporción de empresas encuestadas de los 8 países que asegura haber contratado un seguro especializado de esta naturaleza como resultado de un incidente cibernético ha crecido en el total del estudio de forma exponencial en los últimos tres informes: del 9% al 20%. También a nivel general, poco más de una cuarta parte de las empresas (26%) consultadas aseguraron que tenían contratado un seguro especializado, mientras que otro 18% aseguró que planeaba contratar una póliza o añadir este tipo de cobertura a sus seguros actuales.

Entre las razones de las empresas españolas por las que contratar un seguro especializado el 39% y el 34% afirma que por la “experiencia previa” y “experiencia adicional de la aseguradora”. A la hora de suscribir una póliza especializada, los servicios complementarios más valorados por el tejido empresarial español son: evaluación del riesgo (57%), formación a empleados (52%) y consultoría (46%).

España, a la cola para enfrentar un incidente ciber

Las compañías españolas que afirman haber sufrido un incidente o brecha cibernética estiman que el coste medio para restablecer la actividad con normalidad superó los 66.800 euros, un 30% por encima de la media del estudio que se sitúa en 50.900 euros.

Sin embargo, solo el 38% de los encuestados españoles considera que su empresa está en riesgo de tener un incidente ciber, 10 puntos menos que la media del estudio, y España sigue siendo el país, de los 8 analizados, menos preparado para detectar, resolver y recuperarse de un incidente ciber o brecha de seguridad.

Las empresas españolas calificadas como ciberexpertas han pasado en un año de ser el 9% al 14% de las analizadas, pero aún se sitúan 4 puntos por debajo de la media del resto de países (18%), y esto es debido principalmente a que España continúa siendo el país con más compañías calificadas como cibernovatas, más de 7 de cada 10 de las analizadas (72%).

España lidera la inversión para revertir esta situación

El tejido empresarial español ocupa el Top3 en intención de inversión para los próximos 12 meses, junto con EEUU y Gran Bretaña. Estos son los tres países cuyas entidades analizadas muestran mayor intención de incrementar su presupuesto. En el caso de las empresas españolas, el 72% aumentará su inversión en ciberseguridad general, el 42% en formación interna y el 39% en contratación de profesionales especializados.

En cuanto a las previsiones para el próximo año, el impacto del Covid-19 ha generado una gran incertidumbre y el panorama empresarial se está transformando y tiene la necesidad de adaptarse rápidamente a un entorno incierto. Las compañías podrían enfrentarse a una reducción general de presupuestos que podría reducir la dimensión de recursos dedicados a ciberseguridad, con posibles consecuencias muy perjudiciales. Además, aquellas empresas que han aprovechado las circunstancias para poner en marcha el trabajo remoto y el ecommerce, continuarán siendo objetivo principal de ciberdelincuentes, por lo que necesitan dedicar tiempo a su ciberpreparación y a la de sus empleados