grupo de trabajo insurtechLa implantación de tecnologías digitales en las empresas comporta numerosas ventajas, siendo necesario que tanto las corporaciones como sus trabajadores tengan conocimientos digitales para competir en el mercado laboral. En este sentido, España se encuentra en el puesto 13 de 28 en el ranking europeo de Integración de la tecnología digital en las empresas, según el Informe Tecnologías Disruptivas 2021 de IEBS Business School, por lo que aún existe un largo camino por recorrer para que las compañías de nuestro país logren retener el talento y ser competitivas en este aspecto.

Además, el Informe Final del Progreso hacia la Década Digital de la UE, presentado por Vodafone, demuestra que este año España cuenta con 730.000 especialistas en las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC). Sin embargo, el objetivo es alcanzar un total de más de dos millones de profesionales de este sector en 2030, por lo que la formación y especialización de los trabajadores en tareas digitales resultará fundamental en los próximos años.

Según indica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OECD), las empresas integrantes de este ámbito suelen tener mejores habilidades técnicas y organizacionales y consiguen beneficios de productividad relativamente más altos por lo que si ya es importante gestionar el talento dentro de una empresa, el talento digital aún más, resultando cada vez más demandado.

De hecho, Linkedin establece que ha incrementado un 61% las contrataciones de expertos en marketing digital. El aumento de interés por parte de las empresas por este tipo de perfiles digitales hace que exista una rotación muy elevada de cambio de empresas y genera una serie de dinámicas que complican fidelizar al empleado.

Las fisuras del mundo digital en las empresas

Las herramientas físicas que ofrecen las empresas deben evolucionar en sintonía con las nuevas tecnologías. Específicamente, un 49% de los trabajadores se siente frustrado por la tecnología que les ofrece su empresa, según un estudio de Ivanti. Este tipo de instrumentos, en muchas ocasiones, no se adecúan a la situación actual, lo que deriva en retrasos en el trabajo y un deterioro de las condiciones laborales. Por consiguiente, el 26% se está planteando cambiar de empleo para mejorar los medios laborales.

La formación laboral también resulta un aspecto para tener en cuenta. IEBS Business School determina que solo el 3,2% de los profesionales son expertos en estas tecnologías, un dato que refleja el retraso en la obtención de este tipo de competencias por parte de los trabajadores en comparación con la velocidad de desarrollo del sector y que justifica el gran aumento de demanda de perfiles especializados en tareas relacionadas con el mundo digital.

Trabajos digitales más demandados

Los trabajos digitales más demandados según Synergie son: diseñador gráfico, cuya labor es fundamental para que un usuario obtenga una experiencia satisfactoria al visitar una página web; arquitecto cloud, quien deberá contar con conocimientos de programación y de seguridad que permitan implementar el actual entramado de aplicaciones en la nube; data specialist; cuya labor de análisis y clasificación de datos es fundamental para definir la evolución del modelo de negocio de cualquier empresa; y community manager, que busca gestionar y cimentar las comunidades virtuales mediante herramientas analíticas que logran actualizar el contenido según las preferencias de los clientes.

De cara al futuro, los profesionales apuestan por aumentar el conocimiento del mundo virtual. IEBS Business School destaca que un 90% de los profesionales tiene intención de formarse en alguna de estas tecnologías para mejorar su trayectoria profesional, porque la demanda de estos puestos va en aumento. Además, los trabajadores mejorarán su productividad y llamarán la atención sobre las empresas que buscan actualizarse. En vista a los años venideros, los sectores preferidos son la Inteligencia Artificial, el Blockchain y el Internet of Things.