innovación conceptoAunque los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran una fuerte inversión nacional en innovación tecnológica, el gasto en actividades innovadoras de nuestro país descendió un 11,9% en 2020, situándose en 17.074 millones de euros. Esta cifra, que representó el 1,1% de la cifra de negocios de las empresas españolas, se aleja bastante de la media europea, cuya inversión en innovación fue un 41% superior.

Así lo revela la ‘Encuesta sobre innovación en las empresas. Año 2020’ del INE, que detalla que el 49,0% del gasto se debió a la I+D interna, el 10,3% a la I+D externa y el 40,7% a otras actividades innovadoras. Por otro lado, el 22,6% de las empresas fue innovadora (de producto o en los procesos de su negocio) en el periodo 2018-2020, un porcentaje 1,8 puntos superior al del periodo anterior.

Así, el sector de las TIC se consolida como perfil laboral con una de las tasas de empleabilidad y retribución más altas. Por Comunidades Autónomas, Madrid (30,8% del total nacional), Cataluña (26,4%) y País Vasco (8,7%) fueron las que registraron mayor gasto en actividades innovadoras. En este sentido, se destaca el papel que juegan las grandes ciudades, como Barcelona y Madrid, como foco de atracción y retención del talento en torno a la transformación empresarial y las oportunidades que acarrea.

Tendencias empresariales

Según las tendencias tecnológicas 2022 recogidas por TBS Education en Barcelona, la escuela de negocios destaca los principales retos de la transformación digital empresarial en los próximos años.

  1. Simplificación de datos y tareas. Actualmente, existen nuevas tecnologías que simplifican el proceso de intercambio de datos tanto dentro como entre las organizaciones. Esto abre un nuevo mundo de oportunidades basadas en los datos, promoviendo nuevos modelos de negocio.
  2. La nube globalizada. El mercado global de la nube superó en volumen al mercado no-Cloud por primera vez en 2020. Para 2025, la estimación del estudio Tech Trends Deloitte 2022, revela que la nube duplicará en tamaño al no-Cloud.
  3. Ciberseguridad real. El volumen, la complejidad y la dificultad de detectar ciberataques afectan a los equipos dedicados a la seguridad de las organizaciones. Por ello, es el momento de utilizar la Inteligencia Artificial para mejorar los sistemas de prevención y respuesta a los ciberataques.
  4. Ecosistema Blockchain. Las criptomonedas y los NFTs capturan el interés público, y como resultado, estos activos digitales, basados en blockchain, empiezan a tener un mayor impacto en las organizaciones, más allá del sector financiero.