El reconocido futurólogo inglés, Ray Hammond, analiza en su último informe ´Los viajes pos COVID-19´ para Allianz Partners, las medidas adoptadas por un sector en crisis, marcado por el azote del virus. El investigador pone el foco en la profunda recesión que vive  la industria del turismo y pronostica la disminución del número de aerolíneas operativas y de aeropuertos en funcionamiento en todo el mundo.

En su informe, el experto analiza las últimas directrices de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) impuestas en la casi totalidad de aeropuertos de todo el mundo, entre las que se encuentran el uso de mascarillas faciales, la despedida de seres queridos fuera del aeropuerto, la distancia de seguridad de 1,5m y el respeto de las indicaciones en el suelo en tiendas y oficinas.

Además, subraya también la importancia de otras medidas como la reducción del equipaje de cabina para acelerar el embarque y reducir el riesgo de contagio, o la total desinfección de los aviones entre vuelos. Esta última, ha ocasionado enormes pérdidas a las aerolíneas de bajo coste cuyo modelo de negocio se basa precisamente en el rápido cambio de pasajeros. Como medida complementaria, la EASA ha recomendado también que, una vez a bordo, se eviten las colas de acceso a los aseos, se reduzcan los servicios de comidas y bebidas y se elimine la venta de artículos libres de impuestos.

Novedades tecnológicas en la forma de viajar

Entre las novedades más llamativas, Hammond menciona en su informe el último desarrollo del grupo aeroespacial Airbus que consiste en la colocación de pasarelas de acceso a los aviones que actúan como túnel desinfectante, e incluso, podrán estar equipadas con sensores electrónicos para detectar el virus. Sin embargo, pese a los avances tecnológicos que se están dando para la prevención de los contagios, todo apunta hacia una difícil recuperación del número de pasajeros, especialmente en los vuelos de larga duración.

Respecto a los viajes de negocios, Hammond analiza las encuestas informales que se han llevado a cabo sobre directivos y que estiman la disminución de este tipo de traslados aproximadamente en un tercio, debido en parte a las generalizadas políticas de ahorro de costes por parte de las compañías. Algunas, han optado por sistemas de realidad virtual para llevar a cabo reuniones de manera digital, aunque Hammond insiste en que no se trata de una verdadera alternativa al contacto real, en persona.

Los pronósticos apuntan a una reanudación paulatina de los eventos deportivos, académicos, profesionales y comerciales a gran escala, una vez empiecen a administrarse vacunas efectivas en todo el mundo. Sin embargo, habrá sectores con más dificultades a la hora de su recuperación, como el de los cruceros. Los estrictos protocolos de evacuación y saneamiento, así como la desaparición de elementos característicos como el buffet libre, harán que el número de turistas que opten por este tipo de viaje, en su mayoría de edad avanzada, se reduzca en gran medida.

Así viajaremos

Por último, Hammond pone de relieve el auge del alojamiento vacacional de corta duración, combinado con los desplazamientos en vehículo privado por territorio nacional y asegura que se impondrá esta modalidad de manera generalizada, en detrimento de hoteles y vuelos internacionales.