ciberataque_ciberseguroWatch&Act Protection Services, correduría especializada en seguros de ciberriesgo del grupo Watch&Act, publica las conclusiones de su ‘III Informe de transparencia en la información sobre ciberseguridad en las empresas del IBEX 35’.

El estudio incluye un ranking de las empresas más transparentes en ciberseguridad, que este año lideran Aena, Enagás, Inditex y Telefónica. Mapfre, cuarta en la edición anterior, se sitúa ahora en el 7º lugar.

empresas más transparentes en ciber

Por sectores económicos, tomando como referencia la media de las puntuaciones obtenidas por las respectivas empresas, telecomunicaciones se colocan en primera posición, es decir, es el que mejor informa a sus grupos de interés. Recupera el primer puesto que ocupaban en 2020, pero habían caído a la cuarta el pasado año. Finanzas y Seguros pierden, por tanto, el liderato del pasado año, quedándose en el segundo puesto. En el lado opuesto, el sector inmobiliario es el más opaco.

sectores más transparentes en ciberseguridad

Formación y protección

A nivel general, Watch&Act Protection Services extraen cuatro grandes conclusiones relevantes del informe:

  • Existe una implicación de la Alta Dirección en las estrategias de ciberseguridad y el cumplimiento de su normativa.
  • Se incrementan los presupuestos dedicados a innovación y tecnología, con especial mención a la ciberseguridad.
  • Aumento la relevancia concedida a las medidas de protección de proveedores y en la cadena de suministro, aunque es necesario abundar más en la información aportada al respecto.
  • Hay una mejora sustancial en el capítulo de la formación en ciberseguridad, tanto por el detalle de los cursos realizados como por su alcance dentro de las organizaciones.

Además, se recomienda a las compañías del IBEX 35 la búsqueda de alternativas en la transferencia de los riesgos cibernéticos, como puede ser la contratación de pólizas de seguros.

La dualidad de la IA

Respecto a la inteligencia artificial (IA), presenta una dualidad marcada por el valor que aporta desde el punto de vista de la ciberseguridad, ofreciendo nuevas posibilidades para defenderse frente a ciberataques, y el riesgo que también genera, dando lugar a nuevas amenazas.

“La IA representa, por un lado, una revolución en la manera de identificar vulnerabilidades o mejorar la eficiencia operativa mediante el aprendizaje automático; y por otro, proporciona a los ciberdelincuentes nuevas herramientas para optimizar mensajes de phishing, el acceso a programas maliciosos o ataques de generación de datos falsos, entre otras cosas. Sólo con un uso responsable de la IA se podrá garantizar una transformación digital positiva”, concluye Javier Huergo, responsable de Watch&Act Protection Services y autor del informe.