sistemas de seguridad ADAS

La mayoría de los automóviles nuevos equipa sistemas avanzados de asistencia a la conducción (ADAS). Es una tendencia al alza que se verá respaldada porque la Unión Europea exigirá que los coches nuevos equipen de serie algunas de estas tecnologías a partir de julio de 2022.

Carglass analiza estos retos clave para seguir avanzando hacia la conducción autónoma de nivel 5. Estos son los grandes desafíos a los que se enfrentan los sistemas ADAS.

  • Limitaciones de “visión”. La precisión del funcionamiento de los sistemas ADAS aún no es del todo satisfactoria. Hay demasiadas ocasiones en las que el asistente no se comporta como se espera y esto afecta a la confianza por parte de los usuarios finales.
  • Desconocimiento. Los sistemas ADAS son una tecnología compleja y en constante evolución, que los conductores han de comprender para poder beneficiarse de todas sus ventajas. Es muy importante saber cómo funcionan, qué es lo que van a hacer, en qué situaciones pueden ayudarnos; comenzando por comprender que son una ayuda al conductor, no un piloto automático.
  • Vicios y riesgos por la sensación de seguridad. Muchos conductores están adquiriendo peligrosos vicios en la utilización de estos sistemas.
  • Mantenimiento. Entre las recomendaciones al Parlamento Europeo de la FIA está la de “asegurar procesos transparentes de mantenimiento y calibración para que mantengan su eficacia con el paso del tiempo”.