odenador_pc_empresa close up,hands,shot,asia,girl,gamer,use,keyboard,and,mouseEn un escenario marcado por el aumento constante de la severidad y frecuencia de los ciberataques, las empresas se ven obligadas a enfrentar seis desafíos fundamentales en ciberseguridad durante el año 2024, según especialistas de la multinacional Innovery. El informe destaca que el 20% de los presupuestos de Tecnologías de la Información (TI) se está asignando a ciberseguridad, evidenciando la creciente importancia de este ámbito.

El informe señala que el 80% de los Chief Information Officers (CIO) tiene planes de incrementar el gasto en ciberseguridad y protección de datos, una respuesta directa a las proyecciones de Gartner para 2024, que subrayan la necesidad de una mayor inversión en este sector crítico.

Entre los desafíos clave identificados para el próximo año se encuentran:

  • Brechas de seguridad: La migración a la nube sin una arquitectura de seguridad robusta ha dejado a las empresas vulnerables, con un 95% de ellas experimentando al menos una violación de seguridad, según datos de IBM. La falta de medidas adecuadas para evitar filtraciones se proyecta como un desafío persistente.
  • Falta de talento: La ciberseguridad enfrenta una aguda escasez de profesionales especializados, con la necesidad inminente de más de 25,000 expertos. La creciente atracción de profesionales hacia el lado ofensivo, más rentable que la defensa, agrava aún más esta brecha.
  • Externalización de servicios de ciberseguridad: Ante la creciente prioridad de la ciberseguridad, las organizaciones buscan aliados especializados para aportar experiencia tanto en defensa como en ataques. La seguridad de la información se convierte en una alianza estratégica en lugar de un simple impedimento.
  • Uso de la Inteligencia Artificial (IA): La IA ha permeado la ciberseguridad, aplicándose tanto en defensa como en el diseño de malware más inteligente. La facilidad de acceso a herramientas de IA para actividades maliciosas complica su detección por parte de las empresas.
  • Ciberguerra: La situación geopolítica actual ha transformado los ciberataques en una nueva dimensión, con estados patrocinadores buscando neutralizar industrias críticas. Las redes de Tecnología Operativa (OT) se perfilan como objetivos, amenazando el suministro de recursos esenciales.
  • Aplicaciones móviles como nuevo blanco: Con la información personal y financiera almacenada en dispositivos móviles, las aplicaciones móviles se convierten en objetivos clave para los ciberdelincuentes. La diversidad de repositorios alternativos a las tiendas oficiales complica aún más la seguridad.

A pesar de la avanzada tecnología para repeler ciberataques, el informe destaca la importancia de poner énfasis en proteger el factor humano. Juan Manuel Pascual, CEO de Innovery España y Latam, sugiere que las empresas desempeñen un papel activo en atraer y retener talento en ciberseguridad, ofreciendo proyectos motivadores para contrarrestar la fuga de profesionales hacia el lado ofensivo y fortalecer las defensas corporativas. La formación en ciberresiliencia, colocando a los empleados en el centro de la estrategia de ciberseguridad, se presenta como imperativa en este contexto.