La transformación digital es un reto para cualquier empresa. En función de los recursos disponibles podrá ser un proceso más largo o más corto. Para las PYMES puede suponer un esfuerzo extra al disponer de menos equipo pero si se planifica correctamente el resultado generará nuevas oportunidades de negocio.

En esta Píldora de Conocimiento hablaremos de las diferentes etapas de la transformación digital, especialmente para las pequeñas y medianas empresas.

Es importante que seamos conscientes de que la transformación digital se refiere a la utilización de nuevas tecnologías para el desarrollo de la empresa. Los modelos tradicionales deben fusionarse con los nuevos conceptos digitales. La motivación principal debe ser la mejora de los recursos para obtener mejoras en los servicios y por lo tanto mayor reconocimiento por parte de los clientes y mayores beneficios.

La transformación digital tiene que procesarse como un proceso de innovación permanente debido a lo rápido que avanzan las nuevas tecnologías.

Etapas de la transformación digital

Las etapas de esta transformación van desde la concienciación del empresario y el resto del equipo humano, la toma de decisiones al respecto, con la creación de una estrategia, después será el momento de formar al equipo para al fin comenzar con la optimización digital de la empresa.

Concienciación

La primera fase es el momento en el que como empresarios nos damos cuenta de que debemos innovar. Convertir nuestro negocio al mundo digital es algo imprescindible y debemos tomar la decisión de llevar a cabo la transformación.

Es en este momento en el que todo el equipo humano debe conocer las herramientas digitales con las que se llevará a cabo la innovación. Las consecuencias serán positivas y cuanto antes tomemos la decisión antes podremos seguir con la siguiente fase.

Definición de la estrategia y planificación

En una empresa pequeña o mediana el equipo humano será inferior a una gran empresa y los departamentos estarán formados por menos personas. Esto no tiene por qué suponer un problema. La planificación puede resolverse en menos tiempo y la toma de decisiones puede ser más inmediata con un equipo menor.

La transformación digital, llegado a este punto debe convertirse en una prioridad para la empresa. Se deben establecer objetivos a corto y largo plazo. Debe tenerse en cuenta sobre cualquier otra cosa la experiencia del cliente.

Es en esta fase en la que se debe prestar atención a las necesidades de los clientes actuales y los posibles clientes que se encuentran en el mercado. El feedback en este caso es fundamental para saber desde dónde partir.

El equipo humano de la empresa se debe implicar en su totalidad, tanto los empresarios como los empleados.

Formación del equipo humano

Es en esta etapa en la que los miembros de la empresa deben formarse para estar listos para el cambio.

En este punto es necesario que todos los miembros de una empresa pequeña o mediana se formen. Es aquí donde el trabajo en equipo tendrá también mucha importancia.

La formación en herramientas digitales como las redes sociales, big data, o gestión de portales es fundamental.

Una actitud emprendedora por parte de todo el equipo humano ayudará a que la transformación digital se lleve a cabo.

Optimización digital progresiva

Esta fase requiere que todos los miembros de la empresa estén formados ya en las nuevas tecnologías que se utilizarán para la transformación digital.

La primera medida que tomaríamos sería actualizar el portal web de nuestra empresa. Esto requerirá probablemente la creación de un blog con contenidos relacionados con los servicios que ofrecemos.

El marketing digital es una herramienta que deberá llevarse a cabo desde este momento. Para ello la web, el blog y las redes sociales tendrán que ser actualizados con frecuencia.

Las redes sociales son fundamentales para la transformación digital. La gestión de esta herramienta tendrá que llevarse a cabo de forma activa y eficaz por parte del equipo de la empresa. Las redes sociales crean una relación directa con los clientes. Es muy importante para el feedback y los posibles estudios de mercado que se puedan desarrollar.

Después será conveniente actualizar nuestros productos o servicios para la era digital. La accesibilidad para nuestros clientes es primordial.

La transformación digital no solo consiste en adaptarse con las herramientas tecnológicas, sino que se trata de un proceso en el que se ven involucradas todas las personas que forman parte de la empresa. Cualquier departamento, por pequeño que sea, ha de estar actualizado.


Este artículo forma parte de las Píldoras de Conocimiento del blog de la Correduría Inteligente de MPM Software que se publican con carácter semanal. Una forma clara y comprensible, de tratar todos aquellos conceptos y temáticas relacionadas con la transformación digital del sector y la innovación tecnológica en el campo de la mediación. Visita www.correduriainteligente.com para más artículos y materiales de interés.