coche eléctrico recarga batería estación de recarga

El mercado europeo de vehículos eléctricos (VE) está experimentando un crecimiento sin precedentes. Unas cifras que alcanzan los 2 millones de ventas de coches eléctricos en el primer trimestre de 2022, esto supone un aumento del 75% en comparación con el mismo periodo de 2021.

Después de un boom en 2020, las ventas de VE también siguen ganando rápidamente impulso en Europa, representando el 17% de las ventas de automóviles en Europa en 2021, afirma un artículo elaborado por Movingdots (empresa experta en movilidad que tiene una alianza con Swiss Re), sobre el desarrollo de los vehículos eléctricos en Europa. 

El crecimiento de la industria de los vehículos eléctricos, no sólo en términos de tamaño sino también geográficos, le acompañan con nuevos riesgos y escenarios de siniestros para los fabricantes de automóviles, proveedores, aseguradoras y conductores.

Un riesgo diferente

Se espera que la adopción de los vehículos eléctricos se acelere rápidamente en los próximos años, impulsada por la demanda de los consumidores y la urgencia de cambios normativos y sociales.

Esto introduce nuevas amenazas, afirma el artículo, ya que los costes de reparación potencialmente más caros y problemas de sostenibilidad, todo lo cual conlleva implicaciones para los seguros y la complejidad de las reclamaciones.

Datos sobre la electromovilidad en Europa

Con el rápido aumento de los vehículos eléctricos en las carreteras, también es cada vez más urgente el despliegue de una infraestructura de recarga adecuada. Según estudios de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el número de estaciones públicas de recarga ha crecido un 30% en el último año hasta alcanzar un total de 300.000 cargadores lentos.

Los Países Bajos están a la cabeza de Europa, con un 27% de estaciones de recarga públicas, seguidos de Francia (17%), Alemania (13%) y el Reino Unido (10%).

Las estaciones de recarga rápida, que permitirían realizar viajes más largos y animarían a los consumidores sin acceso a una infraestructura de recarga privada a comprar vehículos eléctricos, siguen siendo mucho menos comunes, con un total de 50.000 unidades, la mitad de las cuales se encuentran en Alemania, el Reino Unido y Noruega.

En la web del Observatorio Europeo de Combustibles Alternativos se revela cómo han avanzado los países de Europa en materia de electromovilidad durante la última década. España como vemos en esta infografía está por debajo de los líderes europeos en electromovilidad.

Europa acelera su transición hacia la movilidad eléctrica

Swiss Re y Movingdots están trabajando en una propuesta de seguro de pago por conducción (PAYD) que premia e incentiva la conducción eléctrica de los híbridos (enchufables), habilitada a través de la solución telemática.