europa

La Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI), junto a sus homólogas de doce países europeos (Italia, Portugal, Holanda, Suecia, Irlanda, Finlandia, Hungría, República Checa, Eslovaquia, Luxemburgo y Bulgaria), han enviado una carta a la Comisión Europea. En ella se proponen una serie de medidas en el ámbito regulatorio, legislativo y político para mejorar el acceso de los ciudadanos a los servicios digitales financieros y la financiación de este tipo entidades.

La carta de la Asociación Europea de Finanzas Digitales pone de manifiesto las restricciones financieras en el contexto actual de la pandemia. También advierte de cómo muchas de las soluciones digitales para la prestación de servicios financieros no se pueden implementar. Al menos, se apunta, con todo su potencial, o no están disponibles en algunos países miembros de la Unión Europea.

Por ello, el sector pide al ejecutivo comunitario que considere la modificación de las medidas acordadas. El fin es «aumentar la disponibilidad de soluciones financieras digitales y potenciar un mercado digital más seguro y fiable, especialmente en la etapa posterior a la pandemia del coronavirus”, se especifica desde la organización española.

Medidas legislativas

  • Armonizar las normas de identificación digital en todos los estados miembros. Primero mediante directrices específicas y más tarde en un acto legislativo.
  • Aumentar el límite de pago sin contacto. Apoyándose en soluciones de autentificación biométrica y digital.
  • Crear un mercado único para los servicios financieros digitales. Permitiría a los nuevos participantes un acceso universal a los sandbox en toda la UE y facilitar la supervisión y el acceso al mercado, a través de coordinación de las normativas para todos los sandbox en los países comunitarios.

Medidas de política

  • Mejorar la salud financiera de los consumidores y la inclusión financiera mediante soluciones digitales, especialmente en las zonas rurales. Por ello, se pide formular recomendaciones basadas en la legislación PSD2 y GDPR, para mejorar el acceso de los consumidores al dinero y los servicios financieros.
  • A medida que los estados miembros apliquen programas de recuperación para las empresas, especialmente las pymes, se deberían elaborar nuevos modelos de puntuación para la evaluación de la salud financiera de las empresas.
  • La Comisión Europea debería fomentar que los gobiernos incluyan a las plataformas de financiación de fintech.  Verse como una fuente alternativa y eficiente para distribuir las ayudas financieras que se vayan aprobando para proveer de información a empresas.

Medidas financieras

  • Programas especiales y convocatorias específicas en el marco de los programas existentes y nuevos de la UE para financiar el desarrollo de tecnologías financieras. Deben ser abiertas especialmente a las nuevas empresas y a las pequeñas empresas innovadoras y su aplicación debería ser menos compleja y su evaluación, más rápida.
  • El evento de EUvsVirus puede convertirse en un continuo hackathon. En él, el éxito las ideas podrían ser incluidas en un sandbox europeo, si es necesario, y apoyadas financieramente de fondos europeos.
  • La Comisión Europea debería aumentar el nivel de la financiación del I+D para las nuevas empresas europeas. Se acelerará así la entrega de la financiación, simplificando el proceso de solicitud. También habría que pensar en las empresas con un fuerte crecimiento, fomentando también una mayor inversión de capital privado en ellas.