premio finalistasDrivelock, ecaptureDtech, Engidi, KOMOBI y Skroller. Estas son las cinco startups finalistas de la IX edición del Premio Emprendedores y Seguridad Vial de la Fundación Línea Directa y que tendrán que presentar y defender sus proyectos ante un jurado el próximo 27 de abril para conseguir los 20.000 euros netos del premio como subvención, sin arrastre y con carácter finalista, así como formación, mentoring y acceso a rondas de financiación.

Con este certamen, Fundación Línea Directa trata de impulsar la innovación en materia de seguridad vial, apoyando y financiando diversas ideas que, por su originalidad y potencial, pueden contribuir en la lucha contra la accidentalidad en carretera. A esta última edición se han presentado un total de 50 proyectos que abarcan ideas que van desde soluciones para aumentar la seguridad de los vehículos hasta los equipamientos y dispositivos inteligentes de protección personal.

Los proyectos

Las startups que defenderán sus proyectos son las siguientes:

DriveLock (Málaga): Es un sistema inalámbrico antiarranque que impide que una persona que se encuentre bajo los efectos del alcohol pueda poner en marcha su vehículo.

ecaptureDtech (Badajoz): esta empresa extremeña ha creado eyesNroad, una plataforma cloud cuyo objetivo es el de acelerar los procesos de mejora en la conservación y mantenimiento de las infraestructuras viarias tanto urbanas como interurbanas gracias a la generación automática de inventarios viales.

Engidi (Barcelona): es una empresa tecnológica que diseña y fabrica equipos electrónicos IoT capaces de integrarse en los EPIS (Equipos de Protección Individual) de los trabajadores que operan en entornos de alta peligrosidad.

KOMOBI (Sevilla): startup sevillana perteneciente al grupo Livelink Ventures que ha desarrollado un dispositivo inteligente que cuenta con un doble sistema de alarma antirrobo, localización GPS, registro de rutas, telemetría de competición y asistencia de accidentes 24/7 y que permite avisar a los servicios de emergencia en caso de que el motero tenga un accidente.

Skroller (Valencia): ha desarrollado y patentado el primer respaldo ergonómico para patinetes eléctricos que mejora el control, la estabilidad y el confort del usuario, reduciendo así el riesgo de accidentes y lesiones.