alastria_750x400Generali se ha sumado al proyecto Dalion para dotar a las personas del control de sus datos personales. En concreto, la aseguradora se une a esta iniciativa colaborativa surgida del consorcio Alastria, conformado por Banca March, Banco Santander, CaixaBank, Inetum, Liberbank, Línea Directa Aseguradora, MAPFRE y Repsol, para impulsar el desarrollo de una identidad digital autogestionada gracias al empleo de la tecnología blockchain.

El objetivo es lograr que las personas dispongan de mayor control sobre la cesión de datos personales. Además, simplifica diversos trámites de contratación al eliminar la necesidad de introducir datos cada vez que se opta por contratar un servicio o producto. Mediante esta iniciativa, que se enmarca en la apuesta por la digitalización de su estrategia y sus procesos, la aseguradora afirma que “garantiza la máxima seguridad a sus clientes en la gestión de sus datos personas y en términos de identidad digital, además de mejorar su experiencia”.

Concretamente, Dalion aspira a ofrecer a través del dispositivo móvil la posibilidad de gestionar la cesión de datos a múltiples entidades y organizaciones de forma controlada y autogestionada individualmente por cada titular, en un entorno seguro y confiable. Asimismo, garantizará la integridad y calidad de los datos, evitando duplicidades y errores, al tiempo que protege la privacidad de los usuarios al no almacenar datos personales en la red blockchain e impide la trazabilidad de la actividad del sujeto en la red. También ofrece mayores garantías sobre la veracidad de la información cedida ya que está garantizada por uno de los miembros de la red.

Funcionalidad del modelo

El modelo Alastria ID sobre el que se construye el proyecto Dalion se basa en la tecnología blockchain para permitir al usuario, a través de un wallet de identidad en el móvil, tener total potestad para permitir o no el acceso a sus datos -nombre, edad, fecha de nacimiento, residencia, número de teléfono- a cualquier organización que se lo solicite.

«Esta tecnología permite, en definitiva, agilizar y simplificar el proceso de contratación al eliminar la necesidad de realizar el alta remota cada vez que se opta por contratar un servicio o producto. Con ella, los usuarios también podrán utilizar sus datos de forma automática entre diferentes empresas e instituciones, reduciendo de esta manera los trámites administrativos, lo que permite emplear estos datos validados para contratar un seguro, dar de baja una compañía telefónica o solicitar un préstamo», se explica.