mpm software - gestión de crisis en las correduríasSi tuviéramos que elegir una palabra que pudiera describir este año sería incertidumbre. La forma en que empresas y clientes hemos comenzado a relacionarnos ha pasado a ser principalmente online. Una nueva metodología que ofrece innumerables ventajas en cuanto a reducción de costes y rapidez en el servicio, pero que también repercute negativamente en la relación entre ambas partes. El vínculo se debilita y se facilita que puedan irse a la competencia; lo que nos obliga a la gestión de una crisis en las corredurías. Por estos motivos, la atención ha pasado a centrarse en los departamentos de comercial y de marketing, con acciones que permitan cuidar dicha relación. ¿Cuáles están siendo estas?

Consejos para la gestión de crisis en las corredurías

La pandemia no solo ha tenido consecuencias en el sector de la sanidad, sino que toda la economía se ha visto afectada. Como decíamos, la forma en que nos relacionamos con los clientes como empresas, y corredurías en este caso en concreto, ha variado. Aunque hemos vuelto a los espacios físicos, se sigue potenciando el canal digital. Esta nueva forma de operar facilita al cliente la comparativa entre las opciones disponibles y que pueda cambiar de compañías con relativa facilidad.

Entonces, ¿cómo podemos ahora fidelizar a nuestra base de clientes y potenciar el customer engagement? A continuación, puedes encontrar una serie de consejos relativos a la gestión de crisis en las corredurías, desde el punto de vista del cuidado de la clientela.

Mantén activa la comunicación frecuente con tus clientes

En tiempos difíciles, las comunicaciones suelen verse reducidas, pero es en esos momentos cuando se deben reforzar. Como empresas, debemos hacer saber a nuestra clientela la importancia que tienen para nosotros; tanto si mantiene el nivel de compras o la demanda de servicios, como si en la actualidad han prescindido de estos.

Hay que tener en cuenta que algunos de nuestros clientes pueden tener otros a su vez, por lo que nuestro mensaje logrará una mayor difusión. Mantener el contacto en épocas de incertidumbre puede favorecer el fortalecimiento de la relación de cara al futuro.

Defiende tus valores

La empatía es muy necesaria en crisis como la actual, y especialmente valorada por aquellos colectivos más vulnerables. Sin embargo, es también poco frecuente, ya que tanto empresas como clientes se esfuerzan por mantener y proteger sus recursos.

Como corredurías, es importante conocer cuál es el propósito y los valores de protección que se defienden. Las interacciones con los clientes permiten transmitirlos, y son además una oportunidad para demostrar que también queremos ayudarles. De ahí que durante la pandemia se hayan flexibilizado condiciones y se hayan ofrecido ofertas especiales.

Adapta tus acciones de marketing y tus canales

La vuelta a los espacios físicos es una realidad, pero la forma en que lo hacemos se ha visto modificada. No obstante, puesto que la incertidumbre nos sigue acompañando, el uso de nuevos canales digitales también se sigue manteniendo. Las corredurías deben adaptarse a estas nuevas necesidades lo antes posible, ya que, si la demanda de estas continúa, se estarían perdiendo clientes potenciales e incluso los actuales.

Por otra parte, la oferta de productos y servicios debe adaptarse también a las necesidades del momento actual. Y, por tanto, dejar de lado aquellas campañas que ahora mismo no vayan a tener los resultados esperados. Insistimos en que tanto empresas como instituciones educativas seguirán potenciando los canales digitales, y los productos y servicios deben adecuarse a este nuevo entorno.

Ofrece programas de fidelización

Conservar a un cliente es uno de los aspectos más complejos en la gestión de crisis en las corredurías. Cuando las relaciones son principalmente a través de una pantalla, desaparece el vínculo emocional que pudiera existir. De esta manera, cuando un cliente encuentra una oferta mejor de cara a sus necesidades, no tendrá dificultad para cambiar de proveedor.

Los programas de fidelización, de cashback, así como las nuevas ofertas de productos y servicios o los descuentos especiales, son formas efectivas de retener a la base de clientes e incluso de atraer a otros nuevos. Eso sí, debemos ser capaces de mantener la calidad en todos ellos y de poder garantizarlos cuando sean requeridos.

La tecnología como aliada

Si la tecnología ha conseguido un distanciamiento en las relaciones, es el momento de darle la vuelta y utilizarla en nuestro beneficio. La inteligencia artificial nos permite ya disponer de herramientas como los chatbots, cuya función es, principalmente, la de mejorar la atención al cliente. Son un complemento para evitar que aquellos clientes que puedan sentirse insatisfechos se dirijan a nuestros competidores.

Estos son algunos de los pasos que podemos dar en la gestión de crisis en las corredurías, de cara a la retención de clientes actuales.