Getlife El CambiazoEl Cambiazo! Así se llama el nuevo proyecto de Getlife para luchar contra la banca-seguros y acabar con la cautividad a la que antes obligaban los bancos a sus clientes a la hora de contratar un seguro de vida para la hipoteca y que, según la insurtech, “se caracteriza por precios inflados y seguros estandarizados”. El Cambiazo! permitirá a los clientes cambiar el seguro de vida para la hipoteca que tienen con el banco de forma fácil y rápida.

La compañía ofrece un seguro de vida actual, con buenas condiciones y un precio justo. Se trata de una póliza sin permanencia, que se puede pagar mensualmente sin ningún recargo, de contratación instantánea y gestión completamente online. Además, es un seguro de vida inclusivo en el que se incorporan patologías, edades avanzadas y trabajos de riesgo. “Todo sin la necesidad de pasar por exámenes médicos y sin telesuscriptores”, detallan desde la compañía.

Beneficios y ahorros de hasta el 50%

Entre los beneficios de este seguro, la insurtech destaca su facilidad, rapidez y ahorro. Getlife realiza todos los trámites para dar de baja el seguro de vida con el banco de forma gratuita. El cliente no comenzará a pagar su nueva póliza hasta que la antigua esté completamente cancelada. Es un proceso sencillo, en el que el cliente solo deberá proporcionar los datos de su póliza anterior y la insurtech se encarga del resto. “Un cambio de póliza en solo 3 minutos”, aseguran.

Además, cuenta con una calculadora de ahorro con la que el cliente podrá realizar una comparación del precio de su nuevo seguro de vida y el del anterior. De media, el ahorro es de un 50%.

Guillermo Alen, CEO de Getlife: “Nuestro objetivo es impulsar a los clientes a cambiar el seguro de vida que tienen con el banco a uno mejor. Que tengan la oportunidad de contratar un producto más justo y que de verdad se adapte a sus necesidades”.

Según recuerda la entidad, el mercado de los seguros de vida para hipoteca en España ha estado siempre muy marcado por la influencia de banca-seguros. El 80% de las pólizas se vende a través de las entidades bancarias. Con la nueva ley hipotecaria de 2019 se genera un cambio en el mercado. Los clientes ya no están obligados a contratar su seguro con el banco y pueden elegir el producto y la compañía que les ofrezca las mejores condiciones.