tecnologíaVer la televisión, series o películas en casa y navegar por Internet son los principales hábitos de ocio de los españoles, por delante de la lectura o la música. Así al menos se desprende del II Estudio de Salud y Estilo de Vida de Aegon. De hecho, en seis de cada diez familias la televisión se sitúa como la reina del ocio en casa, seguida de las actividades culturales y los juegos, lo que refleja que las pantallas es la reina de este periodo de cuarentena.

En una situación en la que los españoles debemos recurrir a actividades de ocio en interiores, la tecnología se ha convertido en remedio contra el aburrimiento y en la gran distracción para las largas tardes en casa. Por ello, Aegon ha elaborado una guía práctica para el buen uso de la tecnología en tiempos del confinamiento.

Flexibilizar el control del tiempo

Ante el estado de confinamiento en el que nos encontramos, flexibilizar los horarios y no frustrarse es clave para que la cuarentena sea lo más leve posible. “Debemos entender que nos encontramos en una situación excepcional y, por ello, podemos ser algo más permisivos con el tiempo que dedicamos a la tecnología”, señala Belén González, directora de Salud de Aegon. “No es recomendable pasar demasiadas horas frente a la pantalla, sobre todo si nuestra jornada laboral gira en torno a ella. No obstante, no debemos frustrarnos si lo hacemos, pues eso nos creará un estado de ansiedad por realizar otro tipo de actividades que, dado el momento en el que nos encontramos, solo dificultará una situación que ya es complicada para todos”, mantiene.

Con los niños, debemos llevar una actitud similar. En una familia, la rutina habitual suele delimitar las horas que pasan los más pequeños frente a las pantallas para que disfruten de otras actividades de ocio alejadas de la tecnología. Sin embargo, durante el confinamiento estas actividades tienden a multiplicarse. Teletrabajar con niños se ha convertido en el día a día de muchos españoles y el móvil, la tablet o la televisión parecen ser la solución para tranquilizar y entretener a los más pequeños durante unas horas, pero estas actividades también se pueden compartir y realizarse en familia.

Aprender y ejercitar a través de la tecnología

La tecnología puede resultar útil como herramienta educativa. A raíz del confinamiento han surgido diversas iniciativas destinadas a ofrecer contenido didáctico y entretenido para los más pequeños de la casa. “Aprender jugando es una de las claves de la educación hoy en día”, asegura Belén Gonzalez. “Mientras nosotros trabajamos, nuestros hijos pueden dedicar su tiempo a ejercitar su mente a través de juegos y aplicaciones didácticas disponibles en nuestros dispositivos móviles”.

Por su parte, los colegios y universidades han habilitado sus campus virtuales para que los estudiantes puedan continuar con el plan de estudios a través de sus casas, facilitando todos los contenidos necesarios para seguir el curso escolar y proporcionando, en la medida de lo posible, formaciones y clases online destinadas a mantener la rutina habitual en circunstancias excepcionales.

Asimismo, a través de la tecnología también podemos acceder a actividades de ocio como el deporte.

La tecnología que nos une

El confinamiento durante semanas también ha obligado a muchas familias a mantener la distancia para cuidar de sus seres queridos. La tecnología, en este contexto, se ha convertido en un recurso imprescindible para mantener nuestra vida social sin salir de casa. Las videollamadas se han bautizado como el nuevo centro de reuniones sociales, una forma de pasar la cuarentena tanto en familia como en solitario.

Desde conversaciones interminables, juegos grupales, cenas compartidas y gimnasios improvisados, los dispositivos tecnológicos se han alzado como el nuevo bar, la cocina virtual o el salón de muchas casas.

Asimismo, no solamente se ha recurrido a las redes sociales para conectar con nuestros seres queridos. Profesionales la salud como psicólogos, médicos y nutricionistas se han volcado para apoyar a las personas durante este confinamiento mediante sesiones virtuales destinadas a promover y ayudar a mantener la buena salud física y mental durante el periodo de confinamiento.

Uso consciente y responsable de las tecnologías

Si bien durante el confinamiento la tecnología se ha convertido en un recurso para el entretenimiento, no debemos olvidar las pautas para su uso responsable y moderado. “El uso inapropiado y excesivo de los dispositivos electrónicos puede generar, a la larga, problemas de salud importantes”, mantiene Belén González. Enfermedades como el síndrome del Túnel Carpiano, problemas de audición y de visión, obesidad, insomnio, patologías cervicales y trastornos del sistema nervioso son algunos de los daños que puede provocar el uso descontrolado de la tecnología durante periodos de tiempo muy prolongados.

Asimismo, desde Aegon recomiendan evitar la sobreexposición a las pantallas no solo porque pueden acarrear enfermedades a largo plazo, sino porque también pueden aumentar nuestra ansiedad. Por ello, desde Aegon recomiendan alternar el tiempo de uso de dispositivos tecnológicos con otras actividades de ocio como la lectura, escritura, la música o los juegos de mesa.