antonio huertas ga

La Asociación de Ginebra celebra entre ayer y hoy la Cumbre por su 50 aniversario, reuniendo en Zurich (Suiza) a líderes de las principales compañías de seguros del mundo para proyectar cómo será la industria en 2050. La incertidumbre geopolítica, el aumento de los costos de la energía, la inflación o la crisis del costo de vida son algunos de los temas a debate.

El discurso de apertura ha corrido a cargo de Antonio Huertas, presidente y CEO de Mapfre, que ha abordado, entre otras cuestiones, las oportunidades y riesgos de la IA. “Hay que legislar sobre el riesgo ético de la IA, pero hay que hacerlo con criterio”, ha sido una de sus reflexiones. “En un escenario global, Europa tiene que encontrar el equilibrio entre una regulación necesaria y asfixiar su capacidad competitiva”, ha apuntado.

Desde su punto de vista, es importante que la industria se ponga de acuerdo para implementar la tecnología de manera “responsable, segura y confiable” para generar un impacto positivo y minimizar los riesgos.

Riesgos cibernéticos

Por otro lado, considera que los ciberriesgos son uno de los retos de nuestro tiempo, en que el mundo interconectado ha aportado una comodidad y eficiencia inigualables, pero también nos expone a riesgos sin precedentes. “Como aseguradoras, nuestra responsabilidad va más allá de la compensación financiera: debemos ayudar a nuestros clientes a navegar por el complejo panorama de las ciberamenazas”, manifestó.

Huertas también ha pedido que las aseguradoras sean proactivas a la hora de evaluar opciones viables para compartir riesgos cibernéticos, incluso con los gobiernos a través de asociaciones público-privadas. Estos esfuerzos de colaboración entre aseguradoras y gobiernos permitirían reducir las brechas de protección cibernética y garantizar que se puedan obtener todos los beneficios sociales del ciberespacio.