Ciber_Directiva_UE_Nis-2HDI Global ofrece a sus clientes acceso exclusivo a una gama de servicios para mejorar el nivel de seguridad de empresas y cadenas de valor completas. Esto abarca áreas críticas para la seguridad, como la gestión de incidentes, la continuidad del negocio, la criptografía, la autenticación y la comunicación de emergencia. El objetivo, según Mukadder Erdönmez, miembro del Consejo Ejecutivo de HDI Global SE, responsable de Responsabilidad Civil, Ciberseguro y Automóviles, “es apoyar a las empresas en el cumplimiento de las nuevas normas NIS-2 y mantener los retos de las precauciones de ciberseguridad lo más bajos posible”.

En este contexto, los clientes pueden confiar en el apoyo 1:1 de los Ingenieros de Riesgos Cibernéticos de HDI Global, así como en proveedores de servicios especialmente seleccionados y probados como parte de los Servicios de Valor Añadido. “Al ofrecer a nuestros clientes servicios de alta calidad para apoyar los requisitos asociados a la directiva, reforzamos su confianza en las tecnologías modernas y demostramos ser el socio fiable en la transformación digital”, señala Erdönmez. “Consideramos que una gestión intensiva de los riesgos en las empresas es clave para minimizar la frecuencia y la magnitud de los daños cibernéticos”, añade.

Normas más estrictas

Desde el grupo recuerdan que la Unión Europea ha publicado ahora directivas claras para reforzar la seguridad de las TI. La nueva directiva de la UE NIS-2 (Network and Information Security Directive 2) pretende mejorar la ciberseguridad en Europa y contiene medidas legales para obligar a las organizaciones a reforzar sus precauciones de seguridad. HDI Global ofrece a sus clientes servicios innovadores para ayudarles a cumplir las normas NIS-2 más estrictas.

Con la entrada en vigor de la directiva NIS-2 el 16 de enero de 2023, los requisitos de ciberseguridad para las empresas en Europa se incrementan. Esta nueva directiva amplía las disposiciones de 2016, obligando a las organizaciones a mejorar la protección de sus redes y sistemas informáticos y a estar preparadas para actuar en caso de ciberataque. Las sanciones por incumplimiento pueden ser severas y resultar en pagos millonarios. Además, la NIS-2 establece un marco jurídico que contempla la responsabilidad personal de los ejecutivos en caso de incumplimiento.