HELVETIA SEGUROS ha lanzado una nueva línea de productos para empresas, definiendo para ello tres modalidades de contratación: ‘Helvetia Pyme Activa’, ‘Helvetia Pyme Activa Automoción’ y ‘Helvetia Empresa Integral’. Su finalidad es convertir a los seguros para empresas en uno de los productos más completos y competitivos del mercado, dentro de los objetivos de su ‘Estrategia Helvetia 2015+’.
‘Helvetia Pyme Activa’ y ‘Helvetia Pyme Activa Automoción’ son productos para pequeñas empresas, fáciles de tarificar y con garantías prefijadas. Tienen un capital asegurado máximo de 1 millón de euros, con franquicias más reducidas y coberturas al 100% de la suma asegurada.

Por su parte, ‘Helvetia Empresa Integral’ es un producto totalmente flexible, con una cobertura básica y 23 garantías optativas. Entre ellas, se han incorporado el Todo riesgo contenido, Todo riesgo continente y Daños a los bienes por pérdida de contenido. Este producto ofrece la posibilidad de elegir distintas franquicias y distintos límites que se han ampliado con respecto al anterior producto. Asimismo, existen nuevas formas de aseguramiento para la garantía de avería de maquinaria.

Ventajas de los nuevos productos

Permiten la contratación de aquello que realmente se necesita
Se pueden elegir las coberturas que más convengan dentro de un amplio cuadro de soluciones que se ofrecen para cada negocio. De esta forma “se asegura sólo lo que el negocio necesita realmente, sea cual sea su naturaleza y características”, explica la aseguradora.

Atención telefónica personalizada durante las 24 horas del día
Ante cualquier problema o imprevisto en el negocio, se podrá llamar y un equipo de profesionales cualificados en cada especialidad atenderá y asesorará.

Asesoramiento en todo momento
La red comercial de la aseguradora está a disposición del cliente para asesorarle acerca de las garantías y capitales que más le convengan.

Coberturas

Incendio y complementarios.
– Incendio.
– Explosión-auto explosión-implosión.
– Daños por humo.
– Derrame o escape accidental instalaciones automáticas de extinción de incendios.

Gastos.
– Gastos de extinción.
– Gastos de salvamento.
– Gastos de demolición y desescombro.
– Gastos de desbarre.
– Reconstrucción de documentos, moldes, modelos y matrices.
– Obtención de permisos y licencias.

Otros daños y prestaciones.
– Actos vandálicos o malintencionados.
– Acciones tumultuarias y huelgas.
– Choque o impacto de vehículos.
– Caída de astronaves o aeronaves.
– Ondas sónicas.
– Daños materiales producidos por derrame de material fundido.
– Cimentaciones.
– Transporte de bienes siniestrados.
– Menoscabo de los bienes salvados.

Fenómenos atmosféricos.
Daños por agua.
Roturas.
Estéticos.
Daños instalaciones eléctricas.
Pérdida de alquileres / desalojamiento forzoso.

Asistencia.

Defensa jurídica
– Ampliación de defensa jurídica.

Robo
– Efectivo fuera de caja fuerte.
– Efectivo cobradores.
– Existencias en escaparate.
– Expoliación clientes-empleados.
– Infidelidad de empleados.
– Robo de objetos de valor especial.
– Robo de bienes fuera.

Desperfectos por robo.

Responsabilidad civil
– Explotación/inmueble.
– Patronal.
– Productos.
– Trabajos fuera.
– Frente al inquilino.
– Frente al propietario.

Daños aparatos eléctricos.
Incendio de maquinaria autopropulsada en circulación.

Avería de maquinaria.
– Maquinaria fija.
– Maquinaria móvil.

Equipos electrónicos.
– Equipos de ofimática.
– Equipos portátiles.
– Gastos adicionales.
– Otros.

Rotura de depósitos.
Pérdida de contenido.
Daños a los bienes por pérdida de contenido.
Deterioro de bienes refrigerados.
Pérdida de beneficios.
Todo riesgo daños materiales
.