Helvetia esta utilizando esta tecnología de OpenAI como parte de un experimento en vivo, que se llevará a cabo utilizando su asistente digital en Suiza (Clara).

ChatGPT es una herramienta de inteligencia artificial capaz de digerir grandes volúmenes de datos de texto y utilizarlos como base para responder a las preguntas. Helvetia está utilizando esta tecnología de OpenAI como parte de un experimento en vivo, que se llevará a cabo utilizando su asistente digital en Suiza (Clara).

El nuevo servicio de chatbot de Clara proporciona información sobre seguros, pensiones y propiedad de viviendas. Para ello, el software utiliza contenidos web de Helvetia Suiza, como páginas de productos y guías informativas. Cualquier persona puede probar gratuitamente el nuevo servicio de chatbot.

Identificar el valor añadido para los clientes

Helvetia tiene claro que su nuevo servicio es un experimento: la empresa quiere calibrar el potencial que ofrecen modelos lingüísticos como ChatGPT y conocer cómo perciben los clientes este tipo de servicios, tal y como explica Jan Kundert, director de Gestión de Clientes y Mercados y miembro de la Dirección Ejecutiva de la compañía en Suiza.

“Estamos invirtiendo en una experiencia positiva para el cliente de forma continuada y a varios niveles. En consecuencia, queremos ser capaces de calibrar el valor añadido que la inteligencia artificial puede ofrecer a nuestros clientes”, detalla.

Énfasis en la investigación compartida

La empresa empezó a realizar pruebas internas en cuanto OpenAI publicó su interfaz de programación de aplicaciones (API) para ChatGPT a principios de marzo. Achim Baumstark, CTO del grupo detalla: «Para nosotros, está claro que la inteligencia artificial y los modelos lingüísticos en particular serán una competencia clave en el futuro. De ahí nuestro interés por adquirir experiencia con esta tecnología lo antes posible en un entorno de pruebas claramente definido”.

La Universidad de Ciencias Aplicadas y Artes de Lucerna colabora en el experimento. También ayudará a Helvetia a evaluar los resultados. El hecho de que se trata de un experimento está claramente indicado en las condiciones de uso.

Florian Nägele, director del proyecto, resume: «Estamos probando las posibilidades que ofrece la inteligencia artificial junto con clientes interesados en el tema. El chatbot no sustituye en ningún caso una conversación de asesoramiento individual con un especialista.»

Helvetia decidirá los próximos pasos con Clara y su funcionalidad GPT una vez que haya analizado los primeros resultados del experimento.