blockchainA día de hoy, el sector asegurador cubre satisfactoriamente los servicios relativos a la herencia de bienes y activos físicos. Estos servicios además forman parte ya del conocimiento de los clientes del sector que cuenta a su vez con los mecanismos legales y herramientas tecnológicas que permiten garantizar el destino de su patrimonio. No obstante, existe un gran conjunto de valores que históricamente han permanecido desatendidos; nos referimos al patrimonio digital.

Estos valores digitales están conformados por todos los bienes, derechos y activos digitales: fotos, vídeos, películas, libros electrónicos, credenciales de acceso a servicios digitales (email, banca, almacenamiento…), dinero digital y criptomonedas, suscripciones (revistas, diarios…) o licencias, acumulados a lo largo de nuestra vida por el uso de servicios digitales. De esta forma se construye un patrimonio digital el cual nace desde que una persona suscribe un contrato de prestación de servicios digitales con algún proveedor de estos: abriendo una cuenta de red social, banca por internet, correo electrónico, almacenamiento en la nube, etc., y se enriquece con las interacciones que el usuario tiene con el servicio.

El patrimonio digital puede llegar a alcanzar un enorme valor económico y, sobre todo, valor sentimental. Al tratarse de bienes digitales, por su naturaleza, estos bien podrían gestionarse de forma más dinámica y personalizable que en el caso del patrimonio físico, tradicionalmente atado a procesos secuenciales relativamente lentos.

La masa de usuarios que necesita asegurar el destino de sus activos digitales ante la eventual imposibilidad de realizarlo por ellos mismos es enorme (casos de accidente incapacitante de forma temporal o permanente o incluso fallecimiento).

Es aquí donde los expertos tecnológicos, como atSistemas, jugamos un rol importante al poner a disposición del sector asegurador nuestra capacidad y experiencia para desarrollar e integrar soluciones que den cobertura a nuevas oportunidades y modelos de negocio. En este sentido, las tecnologías blockchain se posicionan como firmes candidatas a satisfacer estos nuevos retos. atSistemas, a través de la experiencia del proyecto TrustForWills, basado en tecnología blockchain, explota sus capacidades de:

  • Representación digital de bienes.
  • Automatización de operaciones (comprobación de datos y ejecución de herencias).
  • Seguridad de la información (replicada en múltiples repositorios con garantías de inmutabilidad).
  • Privacidad y control en los accesos a la información guardada.

Evidentemente, el traspaso o herencia de bienes digitales no es un tema trivial y tiene implicaciones legales que a día de hoy no están completamente resueltas, sin embargo, y gracias a iniciativas como TrustForWills desarrollada dentro del ecosistema Alastria (alastria.io) podemos contribuir a que la legislación evolucione para adaptarse a las nuevas necesidades digitales y distintos modelos digitales de comercialización de bienes.