social media rrss like‘Hiscox Influencers’ es el nuevo seguro para estos profesionales que acaba de lanzar Hiscox. El producto, gestado en el seno de Hiscox Lab, pretende ayudar a que influencers y figuras públicas puedan tener cubierta su cambiante exposición al riesgo y contar con un asesoramiento ante posibles problemas, técnicos y profesionales, que puedan surgir en el desempeño de su actividad laboral.

Se trata de una doble protección que combina riesgos ciber y Responsabilidad Civil Profesional para los profesionales de la comunicación, la publicidad y el marketing. El seguro está destinado a aquellos influencers con un máximo de 500.000 seguidores en cada una de las redes sociales en las que tenga presencia. Se trata de personas con una masa de seguidores crítica y que hace que su opinión tenga un peso especial, que son capaces de monetizar sus canales en YouTube o Twitch o sus perfiles de redes sociales y que firman acuerdos con marcas específicas para promocionar sus productos o servicios.

Desde el punto de vista de la Responsabilidad Civil, entre las coberturas de este seguro están las relacionadas con incumplimiento involuntario de contrato por ausencia de publicaciones o que estas no se produzcan en los términos acordados, infracciones de propiedad intelectual, como los derechos de autor; posibles difamaciones derivadas del contenido publicado en redes sociales y posibles violaciones de acuerdos de confidencialidad, como incumplimiento de embargos.

Por otro lado, la propia seguridad digital de los influencers está contemplada en la vertiente ciber de este seguro. En esta vertiente, el seguro cubre el acceso no autorizado a sus redes sociales que interfiera en las publicaciones de sus cuentas, robo de datos personales, equipos estropeados o inutilizados por causa de un ciberataque, suplantación de identidad, etc.

‘Hiscox Influencers’ también ofrece servicios de asesoría para acompañar y guiar al influencer en caso de demanda por parte de un tercero. Gastos de representación legal, asesoramiento jurídico e incluso asesoría en relaciones públicas en caso de una crisis reputacional, convirtiéndose en un servicio atractivo, ya que no cubre únicamente las consecuencias económicas, sino que abordaría los siniestros de forma integral, buscando la recuperación temprana del influencer y que su actividad se vea lo menos afectada posible.