SandboxQuienes quieran participar en el primer Sandbox financiero español tienen como mucho hasta hoy para solicitarlo a través de la sede electrónica de la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional.

En el proyecto de este campo de pruebas no desregulado están involucrados los tres supervisores financieros: Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), aunque también participan autoridades como el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac) y la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Los supervisores emitirán un informe en el mes siguiente a la fecha de finalización del plazo de admisión de solicitudes, finales de marzo en este caso, aunque se contempla una posible prórroga de un mes en el caso de que el número de candidaturas o la complejidad de los procedimientos lo aconseje.

A partir de ahí, el Tesoro tendrá 15 días para dar a conocer el listado de proyectos que hayan recibido una evaluación previa favorable. En ese momento, el promotor contará con un plazo de tres meses para suscribir con la autoridad competente un protocolo en el que se establezcan las normas y condiciones a las que se sujetará el proyecto piloto en el que se desarrollarán las pruebas.

Dicho protocolo dispondrá en cada prueba de un sistema específico de protección de los participantes adecuado al nivel de riesgo del proyecto y otras condiciones como el tiempo que se permanecerá en el Sandbox. Los resultados de las pruebas se tendrán en consideración para realizar posibles modificaciones y simplificaciones de la legislación actual. Así pues, podrían eliminarse obstáculos y duplicidades, establecerse procedimientos más ágiles o flexibilizarse determinadas cargas administrativas.

Segunda convocatoria

Por otro lado, está previsto que se celebren sucesivas convocatorias cada seis meses, en los que se mantendrán algunos proyectos, otros podrán ser implementados en la vida real y otros quedarán interrumpidos. Por lo tanto, la próxima convocatoria podría llegar en verano.

Entre las compañías que han hecho pública su participación en el sandbox están Nationale-Nederlanden en colaboración con la startup de seguros de viaje Heymondo, así como MAPFRE.