inteligencia artificial

La IA ha surgido como una tecnología transformadora y un diferenciador crítico en el sector de los seguros. Pero de nada sirve si su adaptación no es la adecuada. En los próximos 5 años están en riesgo 170.000 millones de dólares en primas, ya que los clientes cambian de compañía por no estar plenamente satisfechos con el proceso de reclamaciones.

Así lo pone de relieve el informe de Accenture Why AI in Insurance Claims and Underwriting? Según revela la consultora, los aseguradores dedican el 40% de su tiempo a actividades no esenciales, lo que representa una pérdida de eficiencia de entre 85.000 y 160.000 millones de dólares en los próximos 5 años.

Es por ello, remarcan en el informe, la madurez de la IA ha derivado en una reducción de los costes en los últimos años, “aportando un valor cada vez mayor a las aseguradoras”.

Las aseguradoras tienen acceso a un activo infrautilizado en los enormes volúmenes de datos estructurados y no estructurados que recopilan de los dispositivos telemáticos de los vehículos, los dispositivos del Internet de las cosas, las interacciones con los clientes, las bases de datos de terceros, etc.

“Con el poder de la nube y la rápida maduración de las tecnologías de IA actuales, las aseguradoras con visión de futuro pueden aprovechar sus datos para impulsar experiencias de cliente más rápidas y personalizadas, aumentando la satisfacción de los reclamantes y generando eficiencias significativas en la suscripción de seguros”, revela Accenture.

El momento es ahora

Por otro lado, desde el informe se recuerda que la mano de obra de las aseguradoras está envejeciendo y sustituir a esos empleados a medida que vayan abandonando la plantilla no será una tarea fácil.

Al mismo tiempo, la IA no es la misma que hace cinco años. Los aspectos económicos han mejorado sustancialmente y la tecnología ha madurado mucho. “La inversión también está en aumento acelerando las capacidades de las tecnologías para aprovechar los datos de las reclamaciones y mejorar el proceso de suscripción de seguros”.

Las insurtechs que aprovechan la IA, el aprendizaje automático y las tecnologías relacionadas como su principal fuente de tecnología recaudaron un 20% más de inversión cada año (CAGR) de 2015 a 2020.

Ante este panorama, destaca Accenture: “aunque muchas aseguradoras afirman que la IA es una prioridad absoluta para ellas, menos de la mitad dicen que sus organizaciones están avanzadas con estas tecnologías. Cuando se suma todo, el panorama es claro, para ganar una ventaja competitiva a través de la adopción de la IA, el momento es ahora”.