Portugal banderaInsurama ha comenzado a operar en Portugal, ofreciendo sus servicios en más de 30 tiendas, ubicadas en las principales ciudades del territorio luso. Con tan solo 3 años de vida y pese a la pandemia, la insurtech española tiene prevista su expansión internacional a dos países más en lo que queda de 2021 y en enero de 2022.

En el país vecino, la compañía ha extendido su fórmula a través de su acuerdo con Xiaomi y otros distribuidores para venta de seguros de móviles, portátiles y multidispositivo, así como las reparaciones de estos. Antes de empezar a operar en Portugal, Insurama ya comenzó su expansión internacional en Italia, el pasado mes de agosto, y prevé comenzar a operar en México y Chile en los próximos meses.

Para Miguel Aldálur Grien, Group Chief Sales Officer de Insurama, la expansión “supone la confirmación que nuestro modelo de negocio, tecnología y gestión, en negocio directo (B2C) y a través de socios distribuidores (B2B2C), tienen un amplio margen para expandirse y responden a una demanda real del mercado de los seguros”.

Evolución

De esta manera, la empresa española expande al resto de la Península Ibérica su modelo de seguros, que cubre todo el ciclo asegurador, con socios en todos los puntos de la cadena (desde la comercialización a la reparación en punto de venta) y respondiendo inmediatamente a las necesidades del cliente por todos los canales posibles, tanto los convencionales, como el teléfono, a los digitales (redes sociales, correo electrónico, web).

Sergio Balsa, CEO de Insurama, cree que este desembarco en Portugal supone “un paso más a la hora de evangelizar la propuesta de valor diferencial de Insurama, con sus capacidades tecnológicas y aportar sus productos ganadores al mundo del retail portugués”. Un modelo y una plataforma tecnológica que son ‘100% customer centric’, según apunta Balsa, implantados “en un mercado tan parecido y a la vez tan diferente como es el portugués”.

En solo tres años, la empresa compite directamente con las grandes aseguradoras. Solo en 2020 ha incrementado su ebitda en un 47% y los ingresos en un 789% en comparación con 2019. Este rápido crecimiento ha llamado la atención de los inversores que, en una ronda liderada por Inveready y su propio equipo gestor, aportaron 5 millones de euros, los cuales serán empleados para proseguir la expansión de la empresa, tanto dentro como fuera de España.